0

DOBLE LLAVE – Al menos diez personas murieron, este 16 de noviembre, cuando un kamikaze hizo estallar sus explosivos frente a un salón de bodas en Kabul, donde se estaba celebrando una reunión política.

El grupo Estado Islámico (EI) reivindicó el ataque en un comunicado difundido por su agencia de propaganda Amaq.

El atacante intentó sin éxito entrar en el edificio y detonó su carga frente a un control de seguridad, dijo la AFP un portavoz de la policía de la capital afgana, Abdul Basir Mujahid.

“Diez personas murieron, entre ellas ocho valientes policías que interceptaron al asaltante, y dos civiles. Otros siete policías y tres civiles resultaron heridos”, según él.

El portavoz del ministerio del Interior Najib Danish anunció por su parte un balance de nueve muertos (siete policías y dos civiles). “El kamikaze accionó su carga cuando fue detectado por la policía en la entrada”, explicó.

No es la primera vez que el grupo Jamiat es víctima de ataques y su jefe, el ministro de Relaciones Exteriores Salahuddin Rabbani, sobrevivió a un atentado con bomba durante un entierro en junio.

Redacción Doble Llave / @doblellave

Con información de la agencia AFP y otros medios

Gobierno y oposición se encontrarían en República Dominicana

Artículo anterior

Delegación mediadora de Sudáfrica se reúne con Mugabe

Siguiente artículo

Comments

Leave a reply

Más en Sucesos