0

DOBLE LLAVE – Un estudio comprobó que los niños que viven cerca de las áreas protegidas designadas por la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN) se desarrollan en hogares más ricos y sanos que aquellos que están lejos de las zonas de conservación, indicó Robin Naidoo, con el apoyo de sus colegas de WWF (Fondo Mundial para la Naturaleza).

Sus investigaciones sugieren que la práctica de dejar de lado las zonas protegidas para la conservación de la vida silvestre y cultural también podría usarse para abordar problemas como la pobreza global y la mala salud.

Lee más: Crece la amenaza del calentamiento global en zonas árticas

Para esta teoría, los expertos analizaron de cerca las condiciones ambientales y socioeconómicas de más de 87.000 niños en 34 países en desarrollo para determinar si vivir cerca de un área protegida tendría un impacto positivo en la vida.

Quienes vivían a menos de 10 kilómetros de un área protegida con turismo asociado tenían niveles de riqueza un 17% más altos y una probabilidad de pobreza un 16% más baja que aquellos que viven en hogares similares ubicados más lejos de las áreas protegidas.

Los niños menores de 5 años que viven cerca de áreas protegidas con turismo de usos múltiples, tuvieron puntuaciones de estatura para la edad un 10% más altas y fueron un 13% menos propensos a problemas de crecimiento.

Más información: Alertan de un nuevo brote de cólera en Nigeria

No obstante, Fisher y sus colegas no hallaron evidencia de impactos negativos de las áreas protegidas en los niños en ninguno de los escenarios considerados dentro de su estudio.

Angélica Rodríguez

Con información de dpa

Argentina rechazó medida de la ANC contra Guaidó

Artículo anterior

Un muerto por disturbios en Universidad de Colombia

Siguiente artículo

Artículos relacionados

Comments

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más en Prevención