La organización identificó a 131 víctimas de hostigamiento, enjuiciamiento, homicidio o encarcelamiento bajo pretextos relacionados con el COVID-19
0

DOBLE LLAVEAmnistía Internacional denunció este jueves 6 de agosto que gobiernos a los que se alabó por dejar en libertad a personas presas en respuesta a los brotes de COVID-19, excluyeron a los defensores de los Derechos Humanos (DDHH) de las medidas y continúan practicando detenciones de activistas, periodistas y personas críticas.

En el informe “Atreverse a defender los Derechos Humanos durante una pandemia”, la organización condenó la hipocresía de los gobiernos que, como en el caso de Egipto, India, Irán y Turquía, “dejaron a presos de conciencia consumirse en condiciones atroces al mismo tiempo que publicitaban ampliamente los programas de excarcelación”.

“El COVID-19 es un castigo añadido para los defensores de los Derechos Humanos que están injustamente encarcelados, y también se ha utilizado como pretexto para cometer nuevos actos de hostigamiento, persecución e incluso homicidio”, afirmó la investigadora de Amnistía Internacional sobre defensores de los Derechos Humanos, Lisa Maracani.

Los profesionales del sector salud en distintos lugares del mundo denuncian y protestan la falta de insumos básicos para enfrentar la pandemia

46 países y sus gobiernos han usado la pandemia como excusa para reprimir la crítica

El informe documenta ataques perpetrados durante el periodo del COVID-19 en 46 países, y muestra cómo la legislación sobre “noticias falsas”, las restricciones de la circulación, la menor protección policial y la mayor intolerancia a la crítica “dieron lugar a una nueva oleada de represión en todo el mundo contra quienes denunciaron irregularidades en el sector sanitario y quienes señalaron respuestas inadecuadas a la pandemia”.

En concreto, identificó a 131 víctimas de hostigamiento, enjuiciamiento, homicidio o encarcelamiento bajo pretextos relacionados con la pandemia. “Es probable que esta cifra represente sólo la punta del iceberg“, subrayó.

“En lugar de hacer sitio a los defensores de los Derechos Humanos para que apoyen sus esfuerzos dirigidos a abordar la pandemia y a prepararse para una recuperación justa, los estados están tomando medidas contraproducentes para silenciar a las personas consideradas opositoras”, aseguró Maracani.

Los medios de comunicación registran los acontecimientos durante la pandemia, muchas veces bajo amenaza doble, corriendo ambos riesgos, el sanitario y el de las retaliaciones políticas

Quizás sea de su interés: ONG alertan sobre el impacto de las explosiones de Beirut en los niños

 

Gabriela Morales

Con información de dpa

 

Papa John’s triplicó su beneficio neto en el segundo trimestre

Artículo anterior

El nuevo vicepresidente del CNE renunció a su cargo

Siguiente artículo

Comments

Comments are closed.

Más en Destacadas