El poder de las pequeñas y medianas empresas ha logrado el avance del país teutón
0

En la actualidad, Alemania se encuentra entre los tres primeros exportadores del mundo, tiene el crecimiento per cápita más alto del mundo desarrollado y un desempleo del 6,9%, a una distancia sideral de la media de la eurozona (11,7%).

Según el profesor Reint Gropp, presidente del Instituto Hall para la Investigación Económica de Alemania, el modelo germano se diferencia claramente del anglosajón de Estados Unidos y Reino Unido. «Es un sistema basado en la cooperación y el consenso más que en la competencia, y abarca al conjunto del entramado socio-económico, desde el sistema financiero al industrial o al estado», explica Gropp.

Por su parte, Sebastian Dullien, economista del Consejo Europeo de Relaciones Exteriores alemán, coincide en que el consenso y la cooperación están presentes en todos los estamentos de la economía.

En el sistema financiero alemán, las cooperativas financieras y los poderosos bancos públicos se encargan de que el crédito alcance a todos, sin que importe el tamaño de la firma o su cercanía con un centro financiero.

Esta filosofía permite superar una de las limitaciones del sistema anglosajón en el que las pequeñas y medianas empresas que, a diferencias de las multinacionales, no tienen acceso a los mercados de capital y suelen tener dificultades para financiarse.

Estas pequeñas y medianas empresas son llamadas Mittelstand, las cuales, según los especialistas, conforman el 95% de la economía alemana.

Y a diferencia del modelo anglosajón centrado en la maximización de la rentabilidad para los accionistas (objetivo de corto plazo), las Mittelstand son estructuras familiares con planes a largo plazo, fuerte inversión en la capacitación del personal, alto sentido de la responsabilidad social y fuerte regionalismo.

Mientras el comercio mundial está dominado por multinacionales que representan un 60% de todos los intercambios globales, en Alemania las Mittelstand conforman un 68% de las exportaciones.

Pero no todo son las Mittelstand. De las 2 mil compañías de mayores ingresos mundiales, 53 son germanas, entre ellas marcas de larga tradición como Bayer, Volkswagen y Siemens.

EC

Con información de BBC.

Fotografía Gettyimages.

Protégete de las enfermedades estomacales

Artículo anterior

Más de 40 muertos en doble atentado

Siguiente artículo

Comments

Comments are closed.

Más en Destacadas