0

DOBLE LLAVE – Unos 600 ciudadanos venezolanos acampan a las afueras de la embajada de su país en Santiago de Chile pidiendo ser repatriados, tras verse afectados por la crisis económica generada por el coronavirus y el cierre de fronteras que muchos gobiernos decretaron para contener la pandemia.

El último vuelo entre Santiago y Caracas tuvo lugar el pasado 5 de mayo y trasladó a 250 ciudadanos a sus hogares.

Sin embargo, 15 días después la calle de la embajada venezolana en Santiago se convirtió en un campamento.

Cabe destacar que, las oficinas consulares venezolanas de la capital chilena están vacías y los afectados denuncian que no existe información oficial del gobierno de Venezuela.

Por su parte, el canciller chileno, Teodoro Ribera, informó a la prensa que “han buscado con las autoridades consulares de Venezuela que haya alguna salida” para los ciudadanos venezolanos, y están viendo la posibilidad de que “algún avión que viaje por esa zona” pueda facilitar su retorno.

“Esperamos que las autoridades venezolanas nos respondan positivamente y de esa manera poner fin a una situación social agobiante y que nos preocupa”, agregó el ministro chileno.

Fuentes de salud en Venezuela han comentado, y de hecho voceros oficiales así lo han reconocido, que el regreso de venezolanos ha traído consigo el aumento interno de los casos de infectados por coronavirus (los llaman casos importados).

Quizás sea de su interés: Sismo dejó cuatro muertos y 24 heridos en el sureste de China

 

Gabriela Morales

Con información de agencias, otros medios y redes sociales

 

EE.UU. advierte temporada de huracanes “extremadamente activa”

Artículo anterior

Denuncian que la cuarentena esconde el colapso de los servicios públicos

Siguiente artículo

Comments

Comments are closed.

Más en Destacadas