Varios ponentes argumentaron las razones para invertir y persistir en Venezuela



DOBLE LLAVE  – La dura realidad que atraviesa Venezuela es innegable, pero ante la adversidad presente surgen personas que con entereza y la mejor disposición mantienen su voluntad por apostar en favor de su país.

En este marco, la Fundación Academia Washington conjuntamente con la Asociación de ex Alumnos y Amigos de la Academia Washington emplearon el formato japonés de cotilleo y ponencias, avalado por PechaKucha Nights Caracas (que consta de 20 láminas con duración de 20 segundos cada una que se usan en cada presentación), para presentar una serie de ponencias con historias inspiradoras sobre actividades de emprendimiento y responsabilidad social en un evento denominado ¿Por qué aquí?.

El evento, amenizado por Willie McKey, tuvo lugar la noche del 1 de febrero en el teatro del instituto, contó con la presencia miembros ligados a la comunidad de la Academia Washington, con cinco exalumnos, un alumno regular y la madre de un estudiante, así como tres invitados externos que aportaron valor a la cita.

“¿Por qué aquí? es el enfoque principal que quisimos dar a este evento en el colegio. Queríamos encontrar razones válidas para reconciliarnos con el país, con la comunidad de padres. Compenetrarnos más como comunidad con talento ‘washingtoniano’”, comentó Sofía López, miembro de la asociación de ex alumnos de la institución educativa.

Cada uno de los ponentes aportó diferentes ideas que se conjugaban en un mismo propósito: apostar por la identidad venezolana y sus valores.

Perseverancia y responsabilidad con una causa

“El valor de la perseverancia está en insistir aún cuando se cierran puertas hasta que otras se abran”, manifestó Elisa Grimaldi, empresaria cofundadora junto a María Gabriela García de quesos de cabra Ananké, cuya producción es completamente nacional y que gracias a su confianza e insistencia lograron posicionar la marca desde hace más de 10 años, generando múltiples empleos en la localidad larense de Quíbor.

En este sentido, Nicola Yammine miembro de la Fundación Beca a un Pana que otorga ayudas a la comunidad estudiantil de la Universidad Católica Andrés Bello, destacó que “mientras más grande es la meta, más grande tiene que ser la responsabilidad”.

La doctora Federica Ávila, miembro fundadora de Primeros Auxilios UCV, también conocidos como los “cascos verdes”, añade y destaca que “como equipo se logran grandes cosas”.

Sentido de pertenencia

Uno de los invitados a la actividad, Roberto Patiño promotor de un programa de alimentación en la comunidad de la Parroquia caraqueña La Vega bajo la tutela de la organización Caracas mi Convive,  confía rotundamente en que “juntos vamos a sacar a Venezuela adelante. El país que yo sueño es uno en que cualquiera que tenga un sueño pueda lograrlo”, expresó sentidamente.

Para responder a la interrogante que dio propósito al evento Patiño manifestó: “Tengo, quiero compartir y contagiar sentido de pertenencia, identidad y responsabilidad por mi país”.

En consonancia con estas ideas, el prospecto del fútbol venezolano y alumno de la AW Federico Russo, tiene muy presente la idea de que los venezolanos “debemos cultivar un gran sentido de pertenencia hacia nuestro país”, y añadió que una vez que culmine sus estudios superiores en el exterior, pretende regresar para “formar parte del cambio”.

Beca a un Pana se proyecta y fortalece

La actividad sirvió para exponer el renacimiento de la asociación civil “Beca a un Pana”, establecida por estudiantes de la UCAB, que sufrió una pausa entre el año 2012 y 2017, y que retoma actividades este año con su misma premisa: otorgar becas no sólo a quien necesite la ayuda económica sino a quien dentro de ese contexto la merezca por un buen desempeño académico, cultural y deportivo.

“Queremos utilizar la educación como una herramienta de cambio”, señaló uno de sus miembros Nicola Yammine. “Esto de alguna forma puede hacer que la gente comprenda, reflexione, sobre los problemas actuales en el país y decida cambiar … aportar a los distintos escenarios sociales y políticos dentro del país a través –principalísimamente– de la educación”.

Con respecto al perfil de los candidatos a optar por las becas, Yammine destacó que “no es necesario que sea un estudiante de 20 puntos, pero sí que tenga un buen promedio y que apunte a mantener y desarrollar la excelencia académica”.

De momento el programa sólo está destinado a la población académica de la UCAB, pero se plantean a partir del próximo año llegar a otras universidades. “Ahora mismo estamos retomando el proyecto en la (Universidad) Católica pero queremos potenciarnos para el año próximo poder incluir al menos otra universidad de Caracas” y continuar ampliando.

“Nuestra meta es ser una solución en, desde o para la educación”, concluyó Yammine.

Carlos Escalona

Consejos que protegen, datos de utilidad, personajes que orientan y más en nuestro canal de Telegram: https://t.me/DobleLlave

Comentarios