El incendio más grande y destructivo abarcó 220 kilómetros cuadrados y afectó al condado Ventura, al noroeste de Los Ángeles



DOBLE LLAVE – Desde la madrugada del pasado martes 5 de diciembre un feroz incendio forestal estalló en Los Ángeles justo cuando los bomberos batallaban contra otras tres conflagraciones en el sur de California. Todo inició en las laderas de Sepulveda Pass, donde la Carretera Interestatal 405 atraviesa la Cordillera Santa Mónica. En las cimas de la cordillera se encuentran varias costosas viviendas.

Los bomberos enfrentaron el siniestro mientras helicópteros arrojaban agua sobre el flanco oriental de las llamas. Se prohibió el tráfico en el carril rumbo norte de la carretera, pero para el sur sí se podía transitar.

El jefe de bomberos del condado Ventura, Mark Lorenzen, aseguró que “No son buenas las probabilidades de contener este incendio” (…) “A decir verdad, será la Madre Naturaleza la que decida cuándo podemos apagar este fuego”, agregó en conferencia de prensa.

Los vientos Santa Ana son un fenómeno conocido en el sur de California, y han contribuido a algunos de los incendios más devastadoras en la historia de la región. Son vientos que vienen desde tierra adentro y soplan hacia el océano Pacífico y cobran impulso a medida que serpentean por los cañones y valles de la región.

Ninoska Moncada / @ninoskamci

Con información de AFP y otros medios.

Forma parte de nuestra comunidad en Telegram aquí: https://t.me/DobleLlave

Comentarios