La crisis económica ha llevado a los ciudadanos a optar por oficios alterativos que les permitan tener los ingresos que requieren



DOBLE LLAVE – La crisis económica que actualmente protagoniza el panorama venezolano se ha tomado la tarea de llevar a miles de ciudadanos a emprender nuevos caminos laborales, con el objetivo de poner el pan sobre la mesa diariamente.

Estos caminos, en su mayoría, han puesto en evidencia la creatividad y proactividad del venezolano para solventar situaciones que escapan de sus manos, esto es claro al ver la cantidad de nuevos oficios o emprendimientos presentes en la actualidad.

Desde vender dibujos, crear una pequeña empresa, hacer golfeados en casa y venderlos en la calle, hasta dejar un empleo formal y convertirse en mototaxi, son solo algunos de los trabajos que hoy en día abundan en el país.

La creatividad como ingreso mensual

Algunas personas cuentan con “dones artísticos” que en tiempos de crisis se han convertido en la mejor arma para llenar los bolsillos de manera honrada. Por ejemplo, es común ver a un niño de 14 años llamado Bryan en la estación de Plaza Venezuela vendiendo dibujos para cubrir los gastos médicos de su madre, quien hace unos meses cayó de un cuarto piso.

Bryan, desde algunos meses vende sus dibujos para ayudar con los gastos de su madre

Bryan, desde algunos meses vende sus dibujos para ayudar con los gastos de su madre

Asimismo, hay quienes cantan en los vagones del metro, bailan o hacen retratos de las personas.

También es común ver muy temprano en los bulevares de la ciudad a quienes tienen dotes para la cocina, como por ejemplo personas con grandes termos gritando “chicha, avena y peto” ofreciendo un alimento caliente a quienes salen a trabajar en horas de la mañana; o en el resto del día mujeres y hasta jóvenes con cestas de golfeados o los conocidos “rollos de canela”  brindando una merienda por un costo de, como mínimo, 400 bolívares.

Andrea convirtió una idea en un negocio de emprendimiento que conforma gran parte de sus ingresos mensuales

Asimismo, existen  aquellos que han puesto sus ideas en un campo más amplio buscando aspiraciones mayores, y claro, altos ingresos. Un ejemplo de ello es Andrea Tovar, estudiante recién graduada de la Universidad Católica Andrés Bello, quien desde la mitad de su carrera decidió crear “Sweetgift”, una plataforma en la que las manualidades que hacía para su novio en una fecha especial, se convirtieron en pedidos internacionales.

Actualmente, Andrea se dedica no solo a vender sus detalles con Sweetgift, sino que también creó “Tertulia Design”, otra plataforma de ventas online pero de carteras tejidas diseñadas por ella misma. De acuerdo con su testimonio, la situación actual del país la obligo a buscar otras opciones y ambas plataformas, que además la apasionan, conforman gran parte de sus ingresos mensuales.

Buhonería: ¿una mafia o un rebusque?

La buhonería siempre ha estado presente en Venezuela, pero sin duda el incremento durante los últimos años ha sido notable; incluso, es visible a los ojos de los ciudadanos el auge que tuvo la venta de algunos productos y en cantidades masivas. Actualmente, el Metro de Caracas pone en evidencia dicha premisa con la cantidad de vendedores que operan de manera ilegal y constante en el servicio de transporte.

De acuerdo con testimonios de operadores y usuarios, estos vendedores se manejan bajo una organización que se hace evidente cuando durante el trayecto, “un líder” saca una libreta y le dice al resto que dirección le corresponde en ese momento o cuando un vendedor recibe una negativa con un simple “esta no es tu plaza”.

En una oportunidad, el vicepresidente de la asociación civil “Familia Metro”, Alberto Vivas, conversó con el equipo de DOBLE LLAVE y suponía que, basándose en amenazas que reciben los operadores al momento de desalojar a los vendedores, se trata de una red que opera desde la cárcel.

Los vendedores en el Metro de Caracas han incrementado y a su vez los delitos en el servicio

Los vendedores en el Metro de Caracas han incrementado y a su vez los delitos en el servicio

Con estas amenazas, las conclusiones de Vivas actualmente son que: estos vendedores se basan en una organización informal que, además de optar por la venta de productos en el servicio subterráneo tiene un trasfondo delictivo controlado desde los recintos penitenciarios que incluso, puede estar ligada a la distribución del producto el cual siempre suele ser el mismo; por ejemplo chupetas, caramelos o galletas de una determinada marca.

Otro dato que coloca el trasfondo delictivo en primer plano, es el incremento de hurtos o robos a mano armada que vino acompañado con el aumento de vendedores en las instalaciones. Se presume, que en ocasiones los vendedores avisan a otros antisociales sobre qué usuario puede tener un objeto de valor para realizar el robo; otro caso es el hurto mientras los vendedores hacen sus ofertas  y en un peor escenario, existen testimonios de usuarios que han sido atacados y despojados de sus pertenencias por los mismos oferentes.

Quizás, no todos los vendedores estén ligados a un trasfondo delictivo pero sin duda las ofertas en el Metro de Caracas no son la mejor opción para un oficio ante la crisis económica.

Oficios que van en aumento

Desde hace muchos años ciudadanos han optado por oficios que generen dinero de manera más inmediata como taxistas, mototaxistas, vendedores de café, verduras y otros productos.

Sin embargo, la inflación ha llevado a un porcentaje de la sociedad a abandonar sus trabajos de quince y último por oficios que llenen de manera más rápida sus bolsillos incrementando así, este tipo de trabajos.

El oficio del mototaxista se ha visto en aumento de manera notable debido a los altos ingresos diarios que se obtiene

El oficio del mototaxista se ha visto en aumento de manera notable debido a los altos ingresos diarios que se obtiene

Un ejemplo son los mototaxistas, esto de acuerdo con Miguel Ángel Matos quien ejerce el oficio desde hace 7 años. Matos, asegura que la cantidad de mototaxistas en la ciudad de Caracas ha incrementado hasta 20% y según él, la “situación país” ha sido la causa principal de la migración a este tipo de trabajo.

El entrevistado, aseguró que un trabajador puede percibir hasta 10 mil bolívares diarios, lo cual comparado con las tarifas salariales actuales es una suma fructífera. Sin embargo, destacó que la misma situación ha llevado que parte de ese 20% que ha ingresado a formar parte de las filas de mototaxis, no lo hace de manera “honrada” ya que “utilizan los chalecos para delinquir”.

Sin duda, otras opciones laborales han sido la respuesta de los venezolanos a la crisis aunque algunos aseguran que con nuevos oficios sigue siendo imposible cubrir las cuotas diarias para vivir de manera regular.

 

Katriz Luna

Comentarios