DOBLE LLAVE – La investigadora de la Universidad de Murcia (UMU), Patricia Tarín, presentó en la Asamblea General de la Unión Europea de Ciencias de Geofísica los resultados de su último estudio en el que determina que entre 1991 y 2010 fallecieron en toda Europa 600.000 personas por enfermedades causadas por esta partícula.

El estudio realizado por Tarín determina los efectos para la salud que tiene respirar el contaminante PM 2.5. En concreto, la investigación se centró en cuatro causas de mortalidad: cáncer de pulmón, derrame cerebral, problemas de corazón y problemas respiratorios.

Leer también: Foro Penal registra 911 presos políticos y 8.196 personas bajo juicio

Una de las conclusiones a las que llega es que la probabilidad de sufrir estas enfermedades por respirar esta materia particulada “aumentan cuanto más joven eres”. De hecho, los mayores de 65 años “tienen menos posibilidades de tener una de estas enfermedades por esta causa, pero cuando la desarrollan, su mortalidad es mayor”, explicó la investigadora de la Universidad de Murcia.

Este contaminante puede llegar al aire a través de fuentes naturales como las emisiones de volcanes o las nubes del desierto, pero principalmente se encuentra en el aire por fuentes producidas por el hombre, como consecuencia del tráfico y de los efectos de la producción energética. Los habitantes de las grandes ciudades son los más expuestos a la materia particulada PM 2.5. Los niños y las embarazadas son dos de los grupos de población más sensibles a sus efectos.

Bárbara Méndez / @barbie_zml

Con información de dpa