DOBLE LLAVEUber presentó una demanda contra Nueva York para tratar de obligar a la ciudad a dar marcha atrás a su decisión de limitar el número de licencias de los llamados vehículos de alquiler con conductor (VTC).

La Gran Manzana se convirtió en agosto en la primera gran ciudad en dar ese paso, bloqueando por un año la emisión de nuevas licencias mientras se estudia el impacto de ese servicio en el tráfico y en otros ámbitos.

En su demanda, Uber defiende que la ciudad no tenía competencia para aprobar esa medida, que no se ha demostrado que servicios como el suyo aumenten los atascos o que la decisión ha perjudicado a los residentes de distritos distintos a Manhattan, que tradicionalmente han tenido más problemas para acceder a taxis.

Lee también: Conatel abrió procedimiento contra Globovisión

“En vez de confiar en alternativas apoyadas por expertos en transporte y economistas, la ciudad eligió restringir significativamente el servicio, el crecimiento y la competencia en la industria de vehículos de alquiler”, señala la empresa.

Según datos de agosto, el número de VTC en Nueva York se había duplicado desde 2015, hasta unos 130.000 vehículos.

Como comparación, en la ciudad operan unos 13.500 taxis amarillos y unos 4.000 verdes, que únicamente pueden recoger pasajeros fuera de Manhattan.

Uber presentó su demanda el viernes ante una corte estatal de Nueva York, que ya se enfrenta por separado a otra acción judicial de dos de sus rivales, Lyft y Juno, sobre los salarios mínimos para sus conductores. 

Por Gerardo Contreras

Con información de agencias y dpa

Forma parte de nuestra comunidad en Telegram aquí https://t.me/DobleLlave