El veto migratorio más la promesa del muro en la frontera mexicana ha perjudicado la imagen del país a nivel internacional



DOBLE LLAVE – Las órdenes del veto migratorio del presidente Donald Trump contra refugiados y ciudadanos de países (en su mayoría musulmanes) han afectado de forma notable la imagen que los turistas extranjeros tienen de EE.UU., eso a pesar de que no han sido aprobadas dichas medidas.

Sin embargo, las constantes declaraciones y afirmaciones del mandatario están perjudicando a un sector de la economía que es el encargado de darle trabajo a más de 7,7 millones de personas. La consultora estadounidense Forward Keys elaboró estadísticas que establecen que las reservas turistas en Estados Unidos comenzaron a descender desde el primer veto migratorio, aproximadamente un 6.5%. Luego, con el anuncio de la prohibición revisada, la reserva cayó un 4% más.

Sitios webs como Kayak o Hopper detectaron caídas en las ventas de boletos aéreos desde la victoria de Trump en las elecciones realizadas en noviembre del año pasado.

Suspensión del veto no impide a los turistas dar un paso atrás

A pesar de que el veto migratorio ha sido suspendido de forma temporal por los tribunales, los turistas que tenían como destino el suelo americano han suspendido sus viajes, por miedo a que les sea complicada la entrada en los controles migratorios de los aeropuertos. Tourism Economics, una consultora del país estableció que la retórica y políticas aislacionistas de Trump podrían disuadir de viajar a por lo menos 6.3 millones de extranjeros. Extrapolado a gasto medio de los visitantes eso equivaldría a perder aproximadamente 30.000 millones de dólares anuales en ingresos.

Se espera que los conocimientos de Trump (que fue empresario turístico) le hagan reconocer la importancia de la percepción de bienvenida para los turistas, y que entienda que en lo competitivo del mercado mundial del sector sus acciones podrían resentir a todo Estados Unidos.

Ninoska Moncada

Con información de ElEspectador y agencias

Comentarios