DOBLE LLAVE – El presidente de los Estados Unidos de América, Donald Trump, reanudará la dotación de equipos militares –incluyendo rifles y vehículos blindados– valorados en 5.400 millones de dólares a la policía de su país, reseñó AFP.

El ex presidente estadounidense, Barack Obama, en mayo de 2015,tomó la decisión de decretar la prohibición de lo que consideraba la militarización de la policía tras la actuación de esos cuerpos de seguridad en las protestas que ocurrieron en Baltimore (Maryland) y en Ferguson (Misurí).

Aquellos que se oponen a la reanudación del decreto aseguran que, en un principio, dejar que la policía tuviese acceso a bayonetas, lanzagranadas y aviones no tripulados, desató una carrera virtual armamentística en las calles de los Estados Unidos, mientras que los que apoyan la decisión de Trump aseguran que esto le permitirá a la policía mejorar la seguridad pública.

En Estados Unidos, según las leyes que lo rigen, el uso de las armas mortales por parte de estos cuerpos de seguridad solo es tolerable si el sospechoso representa una verdadera amenaza para un oficial o para la comunidad. A pesar de esto, incluso después de varias reformas impuestas por Obama, la policía del estado podían usar vehículos blindados, drones y armas antidisturbios en situaciones específicas.

El fiscal general estadounidense, Jeff Sessions, dijo que Trump “está haciendo todo lo posible para restaurar la ley y el orden” en el país.