DOBLE LLAVE – Este jueves la prensa belga informó que los terroristas suicidas Ibrahim y Khalid el Bakraoui, quienes perpetraron el pasado martes los ataques en el aeropuerto y estación de metro de Bruselas, también habrían espiado a un investigador nuclear en la capital belga.

El científico pertenece al Centro de Investigación Nuclear CEN, al norte de Bélgica, y es uno de los mayores fabricantes mundiales de isótopos radiactivos para terapias contra el cáncer.

Según el rotativo, los terroristas desmontaron una cámara de vigilancia instalada en secreto frente a la casa del científico. La cámara almacenaba imágenes que la Policía antiterrorista había descubierto en noviembre durante las pesquisas sobre los atentados ocurridos ese mes en París.

La vivienda fue alquilada por otro terrorista, Mohamed Bakkali, quien estuvo vinculado a los atentados de la capital francesa y fue detenido a finales de noviembre en Bélgica bajo prisión preventiva. Se presume que en el lugar también se almacenaron explosivos y armas.

Hasta al momento se desconocen las razones por las cuales el experto nuclear belga fue espiado. No obstante, entre una de las hipótesis apunta a que los suicidas pretendían extorsionarlo para conseguir material radiactivo y fabricar una “bomba sucia”.

 

Natasha Guevara

Con información de dpa.

Fotografía REUTERS/Thierry Roge/Pool.