DOBLE LLAVELa ira es una emoción humana, completamente normal, pero totalmente insana, especialmente cuando es muy intensa.  Si no se le pone freno aumenta su velocidad, se vuelve destructiva, y acarrea problemas (problemas de salud, problemas en nuestras relaciones, y en nuestra visión de nosotros mismos). Entonces, ¿cómo podemos controlarla?, los ejercicio de respiración puede ser una excelente opción.

Leer más:La ira no es un enemigo

Un método muy práctico para calmar el enfado es a través de la respiración“Comenzar hacer respiraciones profundas que te ayuden a mover el diafragma y botar el aire moviendo los cachetes como si fueras un caballo es una buena técnica”, así lo explicó el psicólogo clínico, Luis Ramos.

  • Para controlar la ira lo más importante es exhalar fuertemente y soltar todo lo que podamos estar conteniendo. Por eso, cuando sientas ira, lo primero que debes hacer es soltar el aire. Vacía completamente tus pulmones con una exhalación profunda.
  • Después de exhalar, permite que la inhalación llegue de manera natural. No inhales hasta que sientas la necesidad de hacerlo.
  • Inhala con calma y vuelve a exhalar con fuerza hasta que tu cuerpo saque todo el aire.
  • Detente cuando sientas que la presión ha disminuido y estás más tranquilo.
  • Después de las respiraciones observa la nueva perspectiva que tengas sobre lo que ocurrió. Probablemente te sientas mucho más calmado y podrás reaccionar de mejor manera.

María Alejandra Guevara

Con información de: Radio Unión y otros medios.

Forma parte de nuestra comunidad en Telegram aquí: https://t.me/DobleLlave