Muchos de los destinos turísticos europeos tienen tasas de robo altas, a veces producto del exceso de confianza de los visitantes



No sólo en Caracas el hampa hace estragos. En muchos destinos turísticos concurridos, las modalidades del robo sin violencia cobran fuerza y cada vez son más sofisticadas las maneras en las que los ladrones buscan ejecutar la fechoría sin ser descubiertos.

Turistas descuidados, dinero que sobresale de un bolsillo posterior y visitantes cargados con montones de compras son potenciales situaciones que los carteristas aprovechan para “ganarse el pan”.

Francia, España e Italia tienen larga tradición de este tipo de delitos. Pero en la actualidad la situación es generalizada en Europa.

IV

Con información de The Objective y YouTube

Fotografía GettyImages

Comentarios