0

DOBLE LLAVE – El Ministerio Público ordenó la detención de seis funcionarios de la Policía Nacional Bolivariana (PNB), por su presunta participación en la Muerte de Wildeman Paredes, en una estación de servicio en Mérida, y lesiones contra su hermano.

Los presuntos implicados son el comisionado jefe de la PNB en Mérida, Juan Bautista Cordero, y los oficiales Lis Gerardo Dávila, Freddy Bladimir Rodríguez, Daniel Antonio Vivas, Junior Valera y Érica del Carmen Peña.

De interés: General Raúl Baduel fue trasladado a una cárcel de máxima seguridad en Fuerte Tiuna

Al parecer, el 8 de junio los funcionarios de la PNB se presentaron en la estación de servicio ubicada en el sector Llanitos de Tabay, municipio Santos Marquina de la comunidad andina para abastecer de combustible a una motocicleta y vehículos civiles que le acompañaban. Luego una acción ocasionó molestias en las personas presentes.

Según las declaraciones, para dispersar al grupo, Cordero y los demás funcionarios accionaron sus armas de fuego para despejar la zona, lo que provocó la muerte de Paredes quien recibió dos impactos de bala en el pecho y su hermano resultó herido por perdigones.

En la audiencia de presentación, las fiscalías 76ª Nacional y 13ª de Mérida imputaron al comisionado Cordero por el delito de homicidio calificado por motivos innobles. Por su parte,  los oficiales Rodríguez, Vivas y Valero fueron imputados como cooperantes inmediatos.

Por otro lado, Peña fue imputada como cooperadora inmediata del delito de homicidio calificado por motivos innobles.

Rubén Vásquez

Con información de Agencias

Programa Artemisa de la NASA costará de 30 mil millones de dólares

Artículo anterior

Gobierno señala que visita de Bachelet será positiva

Siguiente artículo

Artículos relacionados

Comments

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más en Sucesos