En el lugar se encontraban dos furgonetas y un paquete sospechoso



DOBLE LLAVE Este martes el equipo Tedax de los Mossos mantiene desalojada la Sagrada Familia y sus adyacencias, tras detectar dos furgonetas y un paquete sospechoso, situado al lado de una de los vehículos, que, tras ser analizados, arrojaron falsa alarma, desactivando el dispositivo de seguridad. 

Según autoridades del escuadrón policial, fue el aviso de estos elementos sospechosos lo que habría ocasionado el desalojo de la basílica y los comercios que se encuentran en sus alrededores.

A raíz de esto, la estación del subterráneo Sagrada Familia no se detiene para dejar a los usuarios. Los vecinos tienen orden de mantenerse dentro de sus hogares y las autoridades policiales han recomendado a los ciudadanos a evitar la zona.

Este despliegue forma parte de los operativos establecidos en el nivel 4 de alerta terrorista, según informaron portavoces de los cuerpos de seguridad.

Evany Sandoval.

Con información de ABC. 

Fotografía Matthias Balk/dpa

Comentarios