El Programa de Acción Diferida para los Llegados en la Infancia protege de la deportación a por lo menos 787.580 jóvenes en EE.UU.



DOBLE LLAVE – Un “dreamer” es una persona originaria de algún país del mundo que reside en Estados Unidos, o por lo menos así se definen a las decenas de miles de jóvenes sin papeles llegados a Estados Unidos cuando eran niños a los que Barack Obama protegió de la deportación con el programa que ha cancelado el presidente actual, Donald Trump.

La gran mayoría de los jóvenes beneficiarios del Programa de Acción Diferida para los Llegados en la Infancia son de origen latinoamericano y dentro de estos, una enorme cantidad son mexicanos. Pero entre los 25 países de origen hay también asiáticos e incluso polacos.

Las últimas cifras publicadas por el Servicio de Ciudadanía e Inmigración fijan en 787.580 los jóvenes sin papeles protegidos por DACA. De ellos, 618.342 son de origen mexicano. Esta cifra supone el 78% del total. Siguen los salvadoreños (28.371), guatemaltecos (19.792), hondureños (18.262) y peruanos (9.066).

El sexto puesto en la lista lo ocupan los jóvenes originarios de Corea del Sur (7.250), seguidos por los brasileños (7.361), ecuatorianos (6.696), colombianos (6.591) y filipinos (4.655).

Los estados norteamericanos en los que se concentran más “dreamers” son California (222.795), Texas (124.300), Illinois (42.376) y Nueva York (41.970).

En los que hay registrados menos “dreamers” (por debajo de 100) son Vermont (42), Montana (72), Maine (95) y Dakota del Norte (98).

Ahora, miles de jóvenes viven con la incertidumbre de que pueden ser deportados a sus países de origen, ya que “al cancelar el beneficio, también se cancelan los permisos de trabajo, aunque algunos tengan una fecha de expiración posterior”. No hay que olvidar que el permiso de trabajo es parte del beneficio migratorio.

Ninoska Moncada / @ninoskamci

Con información de dpa

Comentarios