DOBLE LLAVE – Al acostarse a dormir lo principal que busca una persona es descansar y recargar energías, sin embargo, esto puede ser impedido por trastornos del sueño como el ronquido y la apnea.

Por eso desde el centro odontológico Sueño & Salud, profesionales certificados en el área de medicina dental del sueño, con el respaldo y participación eventual de otros especialistas como neumónologos, otorrinolaringólos y cirujanos maxilofaciales, se han organizado para ofrecer solución por medio de la ciencia y los avances tecnológicos, combatiendo estos padecimientos y ayudando a los pacientes.

El ronquido, explica la odontóloga Verónica De Abreu, es el ruido producido por la vibración de los tejidos en las vías aéreas superiores (VAS) al darse un colapso parcial de la misma durante la inspiración. Este problema afecta a un 35% de la población y aumenta con la edad.

Mientras que, el síndrome de apnea – hipopnea del sueño (SASH) está caracterizado por el colapso recurrente de la vía aérea superior lo cual provoca microdespertares que evitan un descanso completo por lo que quienes lo padecen pueden sufrir de somnolencia diurna, dolor de cabeza matutino, pesadillas, apatía y trastornos respiratorios o cardíacos.

De Abreu describe e informa que, antes de cualquier tratamiento es necesario un diagnóstico que se puede lograr mediante estudios del sueño, como lo son la poligrafía cardiorespiratoria o la polisomnografía.

La especialista detalla que para estos problemas existe una solución eficaz, son los dispositivos de avance mandibular (DAM) conocidos también  como “férulas de avance mandibular (FAM)” o “aparatos de reposicionamiento mandibular (ARM)”.

¿Cómo funcionan?

Estos instrumentos intraorales son adaptados a cada paciente y constan de dos férulas unidas entre sí mediante un tornillo que permite un adelantamiento controlado y cómodo de la mandíbula. Su función es el aumento del calibre y la disminución de la resistencia en la vía aérea, este movimiento de rotación (anteroinferior) provoca un efecto en la mandíbula, fijándola, tensando y disminuyendo el grosor de la musculatura faríngea, para mantener la rigidez y reducir las vibraciones de los tejidos blandos.

Asimismo, expone que con la utilización de estos dispositivos se puede lograr una reducción de un 90 al 100% de los ronquidos, al mismo tiempo que describe algunos de sus beneficios, entre ellos:

  • Una adaptación cómoda y sencilla.
  • Fabricado a la medida del paciente.
  • Son una alternativa para aquellas personas que rechazan los aparatos de presión positiva o con riesgo quirúrgico elevado.
  • El nivel de cumplimiento del tratamiento es elevado.

En esta conversación y video entrevista se comparte un excelente resumen por parte de la especialista.

Para más información sobre medicina dental del sueño puedes seguirlos en las redes sociales:

  • Twitter: @turoncasvzla
  • Instagram: @turoncasvenezuela

Alejandra Watts / @alejandra_watts

Producción audiovisual: Sarah Acosta y Marcel Bardon

Tomado de El Sumario