DOBLE LLAVE – En Japón los robots y mascotas inteligentes juegan un papel importante para los geriátricos y el cuidado de algunos miembros de la tercera edad. El futuro depara de una nueva división de trabajo entre personas y máquinas, sin dejar a un lado al ser humano.

En la residencia de ancianos Kinuta en Tokio, los robots se han convertido en miembros del personal y suelen ayudar en diferentes maneras, dándole una segunda opción a los abuelos y abuelas que han llegado al lugar en búsqueda de atención y amor. Cuando la pirámide de edad se invierte y hace falta mano de obra, la inteligencia artificial puede ser una opción de allí el creciente interés en el desarrollo de máquinas.

Lee más: Desarrollan un sistema GPS que rastrea dentro del cuerpo humano

La cuidadora Hiroko Itagaki, señaló que con el tiempo esta profesión se ha convertido en algo complicado y el porcentaje de personas crecen cada día.”Nunca somos suficientes, pero con el apoyo de los robots nuestro trabajo se reduce, pero sin dejar pasar el calor que nosotros le damos a cada uno de ellos. Muchos de lo que están aquí tienen alzheimer y la sensibilidad que ellos sienten con las mascotas ayuda a su estabilidad”.

Hoy en día los hospitales y residencias para la tercera edad, se han convertido en un mercado atractivo para las máquinas inteligentes y mascotas artificiales. Ya sean simpáticos juguetes o aparatos de última tecnología, los robots cuidadores seguirán siendo una gran ayuda.

María Alejandra Guevara

Con información de Centralcharts.com

¿Deseas tener más informaciones de prevención y resguardo? Únete a nuestro canal en Telegram: https://t.me/DobleLlave