Christiane Taubira dimitió este miércoles debido a un “gran disenso político“, según dijo ella misma sobre su renuncia motivada por divergencias sobre la proyectada reforma de la Constitución.

Taubira coincidió con el presidente François Hollande en la necesidad de abandonar su cargo al comenzar el debate en el Parlamento sobre la reforma constitucional.

En varias ocasiones, ella había manifestado públicamente su rechazo a los planes del gobierno de retirar la ciudadanía francesa a aquellos terroristas que hayan sido condenados y que tengan también otra nacionalidad.

“Decidí mantenerme fiel a mí misma y mi compromiso“, afirmó Taubira en París, señalando que la creciente amenaza terrorista no puede tener consecuencias militares, diplomáticas, políticas o simbólicas.

Hollande nombró como sucesor de Taubira a Jean-Jacques Urvoas, hasta ahora presidente de la Comisión de Derecho del Parlamento.

EC

Con información de dpa.

Fotografía REUTERS/Philippe Wojazer/Files.