El mayor número de las mismas han sido recibidas por Hungría y Alemania



La cifra de solicitudes de asilo presentadas en la Unión Europea (UE) durante el segundo trimestre evidencia un aumento exponencial: los países del bloque registraron 213 mil pedidos, un 85 por ciento más que en el mismo período de 2014, informó la oficina de estadísticas Eurostat.

En relación con su población, Hungría es el país que más solicitudes de asilo registró en Europa entre abril y junio: ingresaron 32.700 pedidos; es decir, 3.317 solicitudes por cada millón de habitantes.

Sin embargo, la lista de países que más solicitudes registraron en el segundo trimestre está encabezada por Alemania, con 80.900. De este modo, Hungría gestiona el 15 por ciento de todas las primeras solicitudes de asilo en la UE y Alemania el 38 por ciento.

El tercer lugar lo ocupa Austria, con 17.400 (ocho por ciento), mientras que Italia, Francia y Suecia registraron más de 14 mil pedidos (siete por ciento).

En relación con los primeros tres meses del año, los mayores aumentos en la cifra total de solicitudes se dieron en Holanda y Letonia, en los que la cantidad dio un salto del 159 y del 123 por ciento respectivamente.

En lo que respecta a las nacionalidades de los solicitantes, 43.995 de los 213.000 pedidos –es decir, aproximadamente uno de cada cinco– fueron presentados por ciudadanos sirios, que en su mayoría desean quedarse en Alemania, Hungría, Austria y Suecia.

El segundo grupo es integrado por afganos (26.995 solicitudes, un 13 por ciento del total). Más de la mitad de este contingente fue registrado por Hungría.

El tercer gran grupo procede de Albania (17.665 solicitudes, ocho por ciento), pese a que su país aspira a integrar la UE. Casi todos presentaron su solicitud en Alemania.

A diferencia de las personas procedentes de Siria, que vive desde hace más de cuatro años una sangrienta guerra civil; y de Afganistán, sumido en fuertes conflictos internos, los solicitantes albanos probablemente tendrán mayores dificultades en que sus solicitudes sean aprobadas, ya que son en su mayoría personas que migran por motivos económicos y no por persecuciones políticas.

La cifra total de solicitudes ingresadas en el marco de la mayor ola migratoria que vive Europa desde la Segunda Guerra Mundial representa un aumento del 15 por ciento con respecto a la cifra del primer trimestre. Muchos países europeos atraviesan dificultades para hacer frente al incremento y procesar las aplicaciones.

LS

Con información de dpa.

Fotografía REUTERS/Yannis Behrakis.

Comentarios