Ante un apagón es necesario implantar ciertas medidas de seguridad ya que los alimentos corren el riesgo de verse afectados por la falta de frío.

Para evitar esta situación, toma en cuenta las siguientes recomendaciones:

  1. Mantén las puertas de la nevera completamente cerradas el mayor tiempo posible para conservar la temperatura interna.
  2. La nevera mantendrá la comida fría durante aproximadamente 4 horas (si no se abre).
  3. Coloca compresas de hielo (o hielo seco) para que la temperatura perdure si el apagón transcurre por un período prolongado de tiempo.
  4. Agrupa los alimentos para concentrar la temperatura entre ellos.
  5. Cuando regrese la luz, revisa la temperatura. Si los productos refrigerados están por debajo de los 40° C, se pueden consumir.
  6. Desecha cualquier alimento perecedero (carne, pollo, pescado, huevos) que haya estado a temperaturas superiores a los 40° C por más de 2 horas.

De interés: Apagones en Venezuela: lo más grave no ha sucedido aún

Elizabeth Chávez / @elizabeth_chv

Con información de: Food and Drug Administration 

Forma parte de nuestra comunidad en Telegram aquíhttps://t.me/DobleLlave