Ante un apagón o una falla en el servicio eléctrico, se deben tomar ciertas previsiones para evitar la descomposición de los alimentos:

  1. Mantenga cerradas las puertas del refrigerador y del congelador durante el mayor tiempo posible para no perder el frío.
  2. Utilice hielo seco o en bloque para conservar el frío en el refrigerador si la electricidad falla por un período de tiempo prolongado.
  3. Agrupe los alimentos para conservar la temperatura entre estos.
  4. Si posee un termómetro instantáneo de comida, asegúrese que los productos se encuentren debajo de los 4°C/40°F grados.
  5. Humedezca los vegetales constantemente y colóquelos en lugares donde reciban aire.
  6. Si alguna comida contiene tomate, es recomendable consumirla lo más rápido posible, pues esta expira a las 24 horas sin refrigerio.
  7. En el caso de pescados y mariscos, manténgalos sumergirlos en limón.

De interés: Venezuela sufrió caos por gigantesco apagón eléctrico y de telecomunicaciones

Redacción DOBLE LLAVE

Con información de Food And Drug Administration