A diez años de su salida del aire, trabajadores de RCTV cuentan cómo fue el cierre de ese ciclo



DOBLE LLAVE — Este sábado 27 de mayo se cumplen diez años desde que expiró la concesión de señal abierta de Radio Caracas Televisión (RCTV), una planta televisiva pionera en Venezuela, que a su vez fue casa y escuela de muchos profesionales de la comunicación, talentos, realizadores, técnicos y afines.

Los homenajes en su memoria no se hicieron esperar, y a una década de su salida del aire, trabajadores del canal se han dado la tarea de preparar especiales y eventos para recordar lo que significó esta compañía en la vida de los venezolanos, por eso los artistas marcharán este día en honor a esta planta televisiva.

Por su parte, la periodista Érika Corrales realizó un documental titulado Después del cierre… ¿qué? Una década sin RCTV, que será estrenado hoy. A su vez, el productor y presentador Nelson Bustamante hizo un programa especial llamado RCTV, 10 años después, también preparado para esta fecha.

¿Por qué RCTV perdió su señal abierta?

El 28 de diciembre de 2006, el presidente fallecido Hugo Chávez Frías dio a conocer que no renovaría la concesión para su señal de emisión abierta, que estaría próxima a vencer el 27 de mayo de 2007. La razón en la que basó su decisión fue la supuesta posición que tomó el canal durante el golpe de Estado de 2002. Este se defendió alegando que la concesión vencía en 2021, pero el gobierno no lo reconoció.

27 de mayo de 2007, última transmisión de RCTV en señal abierta

El 26 de mayo de 2007 el Tribunal Supremo de Justicia ordenó que los equipos de transmisión de RCTV pasaran temporalmente a manos del Estado para garantizar la señal de la Televisora Venezolana Social (TVes), canal que sigue ocupando el espacio que había pertenecido a Radio Caracas Televisión desde 1953.

El 27 de mayo de 2007, RCTV transmitió en vivo un programa especial preparado para el día del “cierre”. A las 11:59 de la noche finalizó su transmisión en señal abierta. Instantes después, TVes entró al aire.

¿Qué ocurrió después?

En julio de 2007, Radio Caracas Televisión volvió a operar a través de servicios de señal por cable, bajo el nombre RCTV Internacional, pero de esta manera no podía llegar a los hogares de todos los venezolanos, salvo los que estuvieran suscritos. Por otra parte, el 24 de enero de 2010, por orden de la Comisión Nacional de Telecomunicaciones de Venezuela (Conatel), se suspendió su emisión porque la planta se rehusó a transmitir mensajes oficiales del gobierno venezolano.

Actualmente, RCTV es una casa productora que trabaja de manera independiente para para otras cadenas. Su fuerte hasta el momento han sido los dramáticos, de los cuales ha co-producido Piel Salvaje (2015) y Corazón traicionado (2016).

RCTV, tras cámaras

Más de tres mil personas se quedaron sin trabajo luego del llamado “cierre arbitrario”, ergo, más de tres mil familias se quedaron sin sustento, sin el apoyo de esa empresa que daba todo por sus empleados, desde una academia para formarlos en diferentes ámbitos hasta facilidades y atenciones para que pudieran brindarles la mejor calidad de vida posible a sus seres queridos.

Directivos y personal de RCTV el día de su despedida en señal abierta

Los artistas y periodistas del canal fungieron por mucho tiempo como la imagen de RCTV, pero más allá de lo que el televidente podía ver, había un lado mucho más humano y con el que pudieron llegar a sentirse más identificados: quienes estaban detrás de las cámaras.

Evelys Flores era Documentalista de Archivo de Prensa en RCTV, y a raíz de su trabajo en la planta decidió estudiar Comunicación Social. Trabajó seis años en la empresa y dice que durante los días de la transición “lo más difícil fue aceptar que debías seguir trabajando con la misma entereza, pero sin que tu trabajo fuera visto por los televidentes. Debías sacar fuerzas para continuar haciendo tu trabajo, al tiempo de lidiar con un duelo que tomó tiempo sanar”.

Guillermo “Memo” Larrazábal empezó a trabajar en el canal en 1987, fue Director General de programas de variedades en RCTV, siendo el más emblemático ¿Quién quiere ser millonario?. Asegura que lo más difícil de asimilar ese 27 de mayo fue ver “una señal apagada, una pantalla en negro, una señal estática”. Ese día tuvo una pauta con clientes del canal y no pudo estar presente en sus instalaciones durante el momento del cierre, por lo que fue aún más duro para él.

Lo que más extraña Memo de RCTV es entrar en sus instalaciones: “Sus puertas, su lobby, sus pasillos, sus ascensores, su comedor, su grandeza, su historia, su gente… el sentir que estaba llegando a mi casa. El personal, los productores, los asistentes, los luminitos… todos te hacían un día agradable”. Evelys coincide con él: “El día a día estaba lleno de adrenalina, corredera, disposición, en un ambiente cálido, cómodo… RCTV era mi casa. Extraño su gente, sus pasillos, el constante aprendizaje en el que andábamos… éramos una familia”, dice la joven periodista.

Verónica Domador trabajó ocho años en la planta televisiva, empezó siendo Asistente de Producción y salió como Productora General. “No se llevaron un canal, solo no renovaron la concesión. Desapareció físicamente, pero el sentir venezolano está presente y sigue allí. Todos tenemos un pedacito de RCTV en casa y en el corazón”, asegura orgullosamente.

“¡Volveremos! Y aún más fuertes. Es difícil que sean todos, ya que muchos están fuera del país y otros fallecieron… pero estoy segura de que la pantalla volverá a tener presencia rctvista en cada uno de los hogares. Los venezolanos están preparados para ello porque el canal nunca salió del corazón de quien lo disfrutaba”, añadió.

Recepción de la planta televisiva

Por su parte, Rafael Elizalde empezó en RCTV como Productor Guionista, también fue Productor de Variedades y de Prensa, y terminó como Escritor de telenovelas en el canal. Recuerda sus años en RCTV con mucho cariño porque fue su primer trabajo formal luego de la universidad y siempre quiso trabajar allí. De la empresa extraña muchas cosas: “Cuando empecé a trabajar en el canal me encontré a Pepeto disfrazado en el pasillo, ese tipo de locuras solo pueden vivirse en un canal de televisión”.

Para él, lo peor de trabajar allí los días cercanos a ese 27 de mayo era “no saber qué íbamos a hacer. Levantarse con ese desánimo y esa incertidumbre era terrible. No saber si íbamos a continuar teniendo empleo, a seguir haciendo lo que sabíamos hacer y lo que el canal nos enseñó a hacer”.

Álvaro Gutiérrez trabajó ocho años en el canal siendo Productor de Variedades. El 27 de mayo de 2007 fue Coordinador de Piso en la última transmisión, por lo que estuvo trabajando hasta el último minuto mientras duró la señal abierta. Recuerda que fue una jornada muy difícil: “Muchos compañeros trabajamos ese día, fue muy triste ver los llantos, las caras de tu gente, tu familia, los abrazos… fue muy lamentable. Sin embargo, siempre he sido muy optimista y oculté el dolor interno para darle la fortaleza y energía a los demás”. Como televidente, lo más doloroso fue “ver otra señal ahí. Se sentía como si te obligaran a desalojar tu casa y luego ver a un extraño en ella”.

El día a día en RCTV estaba lleno de compromiso y de trabajo en equipo. “Era muy bonita la integridad que había entre todas las áreas para un proyecto en común”, dice. Lo que más extraña del canal es “la camaradería, el trabajo en equipo… la empresa misma, que era nuestra alma mater, allí mucha gente se formó, creció y aprendió”.

El periodismo sin RCTV

Las protestas previas al “cierre” no consiguieron que el Gobierno revocara su decisión

José Pernalete, reconocido reportero de sucesos que trabajó doce años en la planta televisiva, compartió que se desligó un poco del periodismo durante los meses previos al “cierre” para participar de lleno en las protestas y fungir como activista en pro de la libertad de expresión e información. Incluso, recorrió varias escuelas de Comunicación Social y carreras afines con el propósito de hacer llegar el mensaje a los estudiantes que estaban formándose para trabajar en los medios.

Asimismo, el periodista señaló que la salida del aire de RCTV fue enteramente por inconveniencia política: “Siempre existió la independencia de la editorial, independientemente de quien estuviera en el gobierno central. RCTV siempre fue crítico, y siempre hubo señalamientos desde Miraflores por la crítica severa que había ante la administración pública”, explicó.

Por otra parte, Pernalete asegura que la desaparición de RCTV no solo fue un golpe duro, sino un costo político para todos los venezolanos, no solo para la oposición, también para el oficialismo, puesto que “no pudieron comprar ni la conciencia ni la ética periodística del canal. Muchos sindicatos seguían acudiendo a RCTV para hacer denuncias que no podían transmitir en otros medios. RCTV siempre estuvo de la mano con la comunidad y esa fue la ventana que perdió el pueblo venezolano”.

Por su parte, Memo Larrazábal señala que el periodismo en Venezuela ha podido sobrevivir gracias al Internet y a “toda esta nueva generación, que está peleando por un error que cometió nuestra generación”.

La pregunta del millón… ¿RCTV volverá algún día?

Arte de @dgfreddymarcano, extrabajador de RCTV

Si bien todos coinciden en que el escenario político debe ser otro para que eso ocurra, Pernalete señala que hace falta más que eso. “Han pasado diez años. Es necesario organizar su reestructuración. La tecnología ha avanzado, en especial en tema de formatos, de resolución. La vanguardia en toda la región es alta definición. Ahora lo necesario es tener confianza en nuevos inversionistas para lograr adecuar el canal y acceder a la tecnología necesaria”.

Por su parte, Rafael considera que RCTV tendría que “reinventarse”, puesto que el público ha cambiado y su percepción es distinta. Pero también asegura que el canal “siempre fue experto en ello, no por nada estuvo más de 50 años al aire y en muchos de ellos siendo número uno en sintonía”.

Álvaro opina que cuando eso ocurra, no será la misma. “Será mejor. Cuando vuelva a estar al aire, la nostalgia estará presente y dará cabida a una nueva etapa. Como el ave fénix, resurgirá”. Tanto él como Memo aseguran que volverían a trabajar allí.

Homenajes a Radio Caracas Televisión

Después del cierre… ¿qué? Una década sin RCTV

La periodista Érika Corrales estrenará hoy su documental Después del cierre… ¿qué? Una década sin RCTV, en el que narra lo ocurrido en Venezuela luego de la salida del aire en señal abierta del canal.

Con este audiovisual busca “refrescar la memoria de la audiencia a través de lo histórico con lo informativo, brindando investigación y análisis acerca del cierre”. Además, cuenta con la participación de Marcel Granier, Oswaldo Quintana y Eladio Lárez, entre otras de las personas que tuvieron que asumir las consecuencias de la no renovación de la concesión.

La proyección de este documental —que cuenta con un complemento en forma de libro, editado por Libros El Nacional— será a las 10:00 de la mañana en el Teatro del Centro Cultural Chacao, y la entrada es libre al público.

A continuación, puedes ver el teaser del audiovisual:

RCTV, 10 años después

El presentador, productor de TV y cuatro veces ganador del Emmy, Nelson Bustamante, es uno de talentos que tuvo el canal, donde hizo los proyectos más emblemáticos de su carrera en Venezuela. Hoy, diez años después del llamado “cierre arbitrario”, estrenó el programa especial RCTV, 10 años después, en el que varios de los artistas que hicieron vida en esta planta televisiva llena de historia relatan sus testimonios de lo ocurrido.

A continuación, puedes disfrutar de RCTV, 10 años después:

Radio Caracas Televisión forma parte de la historia de Venezuela, no solo porque era una institución televisiva que lo tenía todo —noticias, entretenimiento y educación— sino porque tenía un lugar especial en cada hogar del país. Cada familia venezolana puede recordar algún contenido de su programación o contar una anécdota que se relacione con lo que se transmitía por su señal abierta. Sus novelas, sus programas de variedades, sus noticiarios, en fin, son muchos los recuerdos que guarda con cariño el venezolano, que no solo era televidente, sino uno más de esa gran familia que fue RCTV.

Andreina Gutiérrez Romero / @ninakolster

Comentarios