La nueva técnica revoluciona métodos tradicionales que se encontraban obstaculizados por la capacidad de producción limitada



DOBLE LLAVE – Un grupo de científicos de la Universidad de Heilongjiang, en China, desarrollaron una nueva técnica para producir lo que es considerado el material del futuro, el grafeno.

A partir de biomasa, generada con la celulosa presente en las mazorcas de maíz, se revoluciona la forma de producir grafeno, que se encontraba obstaculizada por los largos periodos de producción y la capacidad de producción limitada.

El grafeno es un tipo de carbono al cual se le ha encontrado aplicaciones en casi todas las áreas. Al ser un material súper ligero, es 200 veces más fuerte que el acero y un excelente conductor de calor y electricidad.

La nueva técnica supone que los científicos sean capaces de lograr producir grafeno mucho más barato, ampliando la oferta del material. En China, la producción anual de mazorcas de maíz entre toda la biomasa puede alcanzar hasta 100 millones de toneladas. El material de grafeno extraído de la biomasa es de alta calidad y tiene un buen comportamiento en la conductividad eléctrica.

La línea de productos, apoyada por materiales de grafeno de biomasa con una producción anual de 100 toneladas, puede crear un valor de producción de entre 43 y 72 millones de dólares. Anteriormente, la fuente principal de grafeno era el grafito, otra variante de carbono que se utiliza en los lápices.

Ninoska Moncada / @ninoskamci

Con información de Xataca

Comentarios