0

DOBLE LLAVE – Este domingo, un atacante vestido con un traje tradicional de mujer, estuvo punto de entrar en el destacamento de la ciudad de Indanan, en la provincia de Sulu, pero fue detenido por las tropas del Ejército.

Ante esta situación, el sospechoso detonó la bomba en el mismo instante en el que las tropas adoptaron posiciones defensivas para protegerse de la explosión. “Los guardias sospecharon porque el atacante parecía tener una tripa enorme. Le gritaron que se detuviera y no entrara. Todos se fueron a posiciones de combate”, explicó el teniente coronel, Gerard Monfort.

Quizás sea de su interés: Más de 160 detenidos por las protestas en Hong Kong

Es importante señalar que, el pasado mes de junio, tres soldados murieron y otros 12 resultaron heridos cuando dos presuntos terroristas suicidas detonaron bombas en la entrada de un campamento del ejército de la misma ciudad.

Además, en abril del presente año, también se generó un atentado con la misma modalidad perpetrado por presuntos miembros de un grupo militante pro Estado Islámico, donde resultaron heridos al menos a 18 personas en un restaurante de Kudarat, en la región de Mindanao.

La población musulmana en Filipinas representa menos del 10% de la ciudadanía del país, que es predominantemente católica, y a menudo se quejan de que el gobierno nacional los descuidó. El desarrollo de Mindanao es abarrotado de violencia debido a la rebelión separatista musulmana que dejó miles de muertos y tiene a la región en una situación de pobreza e inestabilidad.

Gabriela Morales

Con información de dpa

Pérez Guevara propone retomar los principios de la Constitución de 1811

Artículo anterior

Venezuela presentará en la ONU pruebas de los planes de intervención militar de Colombia

Siguiente artículo

Artículos relacionados

Comments

Comments are closed.

Más en Sucesos