Ante la inseguridad es buena opción tomar algunas lecciones sin apoyar la violencia



DOBLE LLAVE – La defensa personal es una manera de combatir la inseguridad sin apoyar la violencia, al estar en la calle se hace importante saber reaccionar de manera rápida y efectiva ante cualquier situación de peligro, así como tener claro que se debe hacer en estos casos.

Las clases de defensa personal además de enseñar a defenderse, te ayudan a tener el cuerpo más tonificado. A la vez, te servirá para conocer tus límites y resistencia. Y obviamente, a controlar tus impulsos y saber cómo reaccionar y manejarte en casos de peligro, por otro lado, uno de los beneficios de estas disciplinas es que calma la ansiedad, reduce el estrés y te ayuda a canalizar tu energía de manera adecuada

Recopilamos algunas técnicas de autodefensa que pueden ser de tu interés:

  • Karate: El arte marcial tradicional del Japón. Utiliza golpes de puño y patadas. Coordina la fuerza, la respiración, el equilibrio y la postura. La técnica considera el peso del luchador y su centro de gravedad.
  • Jiu-Jitsu: Un arte marcial japonés que se concentra en los centros de gravedad del agresor y la víctima. La técnica está basada en ataques con estrangulaciones. Y en algunos casos se busca dislocar al oponente.
  • Kickboxing: Esta práctica japonesa es el resultado de mezclar dos disciplinas: el boxeo y las artes marciales. Se basa en golpes, rodillazos y patadas. Sus movimientos son rápidos y buscan distraer al contrincante.

Geraldine Escobar

Con información de Eme de mujer.

Fotografía GettyImages

 

 

 

Comentarios