Debido a la menor popularidad de los otros dos candidatos, Mirsalim y Hashemitaba, está claro que la batalla se librará entre los clérigos Rhoaní y Raisí.



DOBLE LLAVE- El último día de la campaña presidencial de Irán se desarrolló en un ambiente polarizado e incierto ante la disputada contienda entre los principales rivales: el moderado Hasan Rohaní, actual mandatario, y el conservador Ebrahim Raisí.

Los dos clérigos chiíes, que celebraron este miércoles mítines en la ciudad santa de Mashad, tienen un largo historial revolucionario sin embargo sus visiones sobre la necesidad de apertura y resguardo de los principios islámicos de Irán, no coinciden.

El actual presidente y candidato a la reelección insistió durante su campaña electoral en el gran hito que supuso la firma en julio de 2015 del acuerdo nuclear para acabar con el aislamiento internacional del país y con la “iranofobia”, dejando muestras de su apertura.

El clérigo moderado ha destacado su defensa de las libertades y los derechos de los ciudadanos, a los que otorgan gran importancia muchos jóvenes que abarrotaron sus mítines.

“Espero que pueda eliminar el ambiente opresor que hay en Irán y crear uno abierto”, dijo a una agencia Mohamad Fatolahí, estudiante de Historia, quien denunció que todavía muchas películas son prohibidas o censuradas y se cancelan conciertos “en nombre de la religión”.

Los reformistas temen un retroceso en este campo si gana Raisí, custodio del mausoleo del imán Reza en Mashad y un jurista con amplia experiencia en la supervisión del correcto cumplimiento de las normativas del sistema de la República Islámica.

Raisí, escéptico con Occidente, ha centrado su campaña en los temas económicos y, con su lema “Trabajo y dignidad”, prometió este miércoles de nuevo en Mashad crear un millón de empleos anuales y luchar contra la corrupción, al tiempo que arremetió contra el acuerdo nuclear.

La diferencia de opinión entre los dos candidatos se extrapola asimismo a sus partidarios y ha quedado patente en los actos electorales.

Operativo multitudinario

Para los comicios, las autoridades iraníes han preparado 63 mil colegios electorales y el despliegue de 71 mil supervisores y 160 mil policías, según los datos del Ministerio del Interior y del Consejo de Guardianes.

El ministro, Abdolreza Rahmani Fazli, informó de que los resultados se anunciarán de una vez, y no en tiempo real, y que las presidenciales podrían resolverse en la primera vuelta.

Carlos Eloy Escalona / @Cescalona_

Con información de Terra

Foto: REUTERS

Comentarios