Las playas del sur de California, el oeste de EE.UU, atraen a miles de turistas cada año. Estas playas se encuentran en el área metropolitana de Los Ángeles, la segunda ciudad más poblada del país, por lo que no solo turistas se acercan a la zona sino residentes.

La mayoría de las veces cuando llueve las autoridades tienen que restringir la zona de baños durante días debido a la contaminación. Para conocer los efectos de esa contaminación y saber cuándo es seguro que se permita el baño de nuevo, un grupo de científicos estadounidenses y mexicanos decidió teñir de rosa las aguas de las playas sur de California y Tijuana.

La investigación consiste en lanzar al mar grandes cantidades de un tinte rosa fluorescente inocuo para analizar desde tierra, mar y aire cómo se comporta esta sustancia. Van a registrar hacia dónde se mueve y lo que tarda en diluirse en el agua.

Con el resultado esperan poder crear modelos computacionales que ayuden a las autoridades de ciudades costeras de todo el mundo a decidir durante episodios de contaminación, qué playas deben cerrar y al baño y qué ecosistemas están en peligro.

Falk Feddersen, investigador del estudio, recalca “Los problemas de calidad del agua se dan en cualquier lugar en el que haya una gran concentración humana, ya que muchos contaminantes acaban en el mar. Así que esperamos que nuestro estudio pueda ser aplicado en playas de todo el mundo”.

GP

Con información de BBC Mundo.

Fotografía Gettyimages.

Playa pintada de rosatinte rosa en la playa