DOBLE LLAVEPanamá elige este domingo 05 de mayo un nuevo presidente en un país que heredará la economía más acelerada de todo el continente, cuyo ritmo de crecimiento amenaza con terminar de fracturar una sociedad marcada por la profunda desigualdad entre el campo y la ciudad; entre inmigrantes e indígenas.

Los candidatos han centrado sus campañas en una promesa para mejorar las condiciones de vida de los cuatro millones de habitantes del país, con un nombre por encima de todos, el del veterano Laurentio “Nito” Cortizo, líder del izquierdista moderado Partido Revolucionario Democrático.

De interés: Erdogan respalda repetición de las elecciones locales de Estambul

Cortizo, de 66 años y exministro de Agricultura, parte como favorito para suceder en el cargo a Juan Carlos Varela, precisamente con un programa que incide en la profunda desigualdad entre los bosques y los rascacielos.

Panamá está creciendo económicamente, pero este crecimiento no ha beneficiado el desarrollo”, declaró Cortizo en un reciente evento de campaña. “Aquí, unos pocos tienen mucho, y muchos tienen poco”, añadió.

Su principal rival es Rómulo Roux, del partido de centro derecha Cambio Democrático, que cuenta con el respaldo del expresidente Ricardo Martinelli y se ha comprometido a hacer que la administración de las pensiones públicas de Panamá sea más transparente en medio de los temores por su sostenibilidad. El abogado de 54 años, se haría con el 26.4% de los votos, lejos de su gran contendiente, según la encuesta de Stratmark.

Más información: El PSOE gana las elecciones españolas con el 70% escrutado

Desde que Estados Unidos derrocara al dictador Manuel Noriega en 1989, los panameños nunca le han dado a un partido político un mandato consecutivo en el cargo. La popularidad de Varela se ha desvanecido y el candidato de su Partido Panamenista está completamente desenganchado de la carrera.

María Alejandra Guevara

Con información de dpa