Por medio de una carta en conjunto exigen que se vele por los derechos humanos y que cese el fuego en Alepo



DOBLE LLAVE – Este miércoles, Estados Unidos, Reino Unido, Francia, Alemania, Italia y Canadá solicitaron al secretario de la ONU, Ban Ki-moon, que se penalicen las violaciones a los derechos humanos y crímenes de guerra en Siria y que se detenga de inmediato el fuego en la ciudad de Alepo.

“No puede haber impunidad para los responsables”, exigieron los jefes de Estado y de Gobierno de los seis países en una declaración inusualmente dura.

En Siria, están viviendo momentos difíciles y más de 200 mil civiles están aislados de todo tipo de ayuda humanitaria que pueda llegar al este de Alepo. “Se ven sometidos a diario a bombardeos y ataques de artillería por parte del régimen sirio, que es apoyado por Rusia e Irán”.

“Condenamos las acciones del régimen sirio y de sus apoyos extranjeros, especialmente Rusia, por su obstrucción de la ayuda humanitaria, y condenamos los ataques del régimen sirio que han devastado instalaciones civiles y médicas y que usan bombas barril y químicas”.

Asimismo, el comunicado expresa que la oposición aceptó un plan de la ONU para Alepo y urge al Gobierno hacer lo mismo, al tiempo que critica de manera fuerte a Moscú y Teherán.

“La negativa del régimen a comprometerse en un proceso político serio también subraya la falta de voluntad tanto de Rusia como Irán de trabajar por una solución política pese a que afirman lo contrario”, se lee en el comunicado.

Alepo, la antigua capital económica de Siria, es uno de los lugares más castigados por la guerra civil que ya casi tiene seis años. El Ejército y sus milicias aliadas controlan el oeste de la ciudad, y los rebeldes el lado este. El régimen inició una ofensiva a mediados de noviembre y desde entonces los opositores han perdido dos terceras partes del territorio que controlaban.

Angélica Rodríguez.

Con información de dpa.

Fotografía REUTERS/Omar Sanadiki.

Comentarios