DOBLE LLAVE – La compañía japonesa de videojuegos Nintendo se plantea trasladar desde China a Vietnam parte de la producción de su videoconsola Switch para esquivar el potencial impacto en sus cuentas de la imposición de aranceles por parte de Estados Unidos (EE.UU.) a las exportaciones de productos electrónicos fabricados en el gigante asiático.

Nintendo ha estado buscando fórmulas que le permitan esquivar el riesgo relacionado con la imposición de aranceles, ya que esta medida podría resultar en un duro golpe tanto para sus operaciones como para sus clientes. El fabricante japonés Sharp tiene intención de trasladar a Vietnam la producción de algunos modelos de ordenadores para el mercado estadounidense, mientras Ricoh planea cambiar a Tailandia su fabricación de maquinaria de oficina.

De interés: Instagram lanzó herramientas contra el acoso en línea

En la actualidad, la práctica totalidad del hardware de la consola Switch se fabrica en China a través de contratistas como Hon Hai Precision Industry, más conocida como Foxconn, cuyas instalaciones vietnamitas podrían asumir en unos meses parte de la carga de trabajo trasladada.

En torno al 40% de los 17 millones de consolas Switch vendidas en 2018 fueron comercializadas en América, principalmente en EE.UU., el mayor mercado de Nintendo por facturación, donde la compañía japonesa vende sus dispositivos a un precio de 300 dólares, que se vería incrementado en varias decenas si Nintendo trasladara a los consumidores el impacto de los aranceles adicionales del 25% con los que Washington amenaza a Pekín.

Nintendo mantiene un objetivo de comercializar alrededor de 18 millones de unidades de Switch en su ejercicio fiscal 2019, por lo que cualquier aumento de la producción en Vietnam probablemente supondría una caída en China respecto de la planificación original.

María Alejandra Guevara

Con información de dpa