Según informaciones de la agencia espacial estadounidense NASA, el cambio climático está calentando muy rápido los lagos del planeta. En los últimos 25 años los lagos se calantaron unos 0,34 grados celsius por década, más rápido de lo que lo hacen los océanos o la propia atmósfera de la Tierra.

“Estos resultados sugieren que algunos grandes cambios no sólo no son evitables, sino que probablemente ya estén sucediendo”, afirmó la autora del estudio, Catherine O’Reilly, geóloga de la universidad de Illinois.

Los cambios experimentados son diferentes según la zona. Los lagos en zonas frías pierden la capa de hielo mucho antes en primavera. En muchos lugares del mundo, los lagos pasan cada vez menos tiempo cubiertos por las nubes, por lo que los rayos del sol impactan más sobre ellos y los calientan más.

Para obtener los datos del que, hasta el momento es el mayor de los estudios realizados sobre este fenómeno, los científicos de la NASA utilizaron mediciones de satélites y de la propia Tierra de 235 lagos de los seis continentes.

AW

Con información de dpa.

Fotografía Gettyimages