DOBLE LLAVE – La hepatóloga Eira Cerda Reyes manifestó que realizarse tatuajes, piercings o tener contacto con algún instrumento contaminado durante la manicura o pedicura eleva el riesgo en las mujeres de contraer el virus de la hepatitis C.

“Antes, los bancos de sangre en cualquier país no hacían las suficientes pruebas a los donadores”, señaló la especialista adscrita a la sección de gastroenterología del Hospital Central Militar de México.

De interés: ONTV celebrará el Día Mundial del Riñón con una misa por Venezuela

La experta refirió que otros factores de riesgo son el consumo de drogas inyectadas e intranasales, así como punciones accidentales con agujas contaminadas o si se tuvo algún tratamiento de hemodiálisis o transfusión sanguínea con plaquetas antes de 1994.

Recordó, además, que una de las principales complicaciones de esta enfermedad es la cirrosis, la cual es el resultado del daño crónico en el hígado.

Gabriel Velásquez/@vqzgabriel

Con información de Agencias