El transporte terrestre no escapa de los delincuentes que buscan apropiarse de lo ajeno



Los autobuses son un medio de transporte público utilizado por los usuarios diariamente para trasladarse dentro y fuera de las grandes ciudades. Los antisociales han tomado como blanco fácil a estas unidades de transporte, por lo que recomendamos tener en cuenta estas sugerencias.

Si vemos algún sospechoso ingresar al autobús, no está demás pedir la siguiente parada, todo esto de manera disimulada para no llamar la atención de los posibles atacantes.

Evita portar joyas ostentosas o aparatos tecnológicos de última generación a la vista de todos. Es común el modus operandi en el que los ladrones se hacen pasar por simples pasajeros para hacer inventario de posibles blancos, atacando posteriormente a las víctimas más vulnerables, con bienes más costosos o a las que estén distraídas.

Si alguien lo molesta pida ayuda en voz alta, llamar la atención de los demás pasajeros podría intimidar al atacante y hacerlo desistir de su intención.

No cargue grandes cantidades de efectivo en su cartera y cancele siempre el importe del transporte con billetes de baja denominación o monedas, así evitará captar la miradas de otras personas.

Si usted es de los que suele quedarse dormido en las rutas, asegúrese de tener sus pertenencias resguardadas para que ninguna “mano de seda” le quite algún objeto de valor mientras descansa.

Jesús Vallejo Caro 

Comentarios