DOBLE LLAVE – Microsoft se unió a otros gigantes como Google, Amazon y Apple y es la última compañía en tener que reconocer que sus trabajadores escuchan y transcriben una parte de los comandos de voz a su asistente digital Cortana, así como algunas llamadas de Skype, aunque la empresa defendió que solo lo hace tras aceptarlo los usuarios.

Tal como reveló Vice, Microsoft utiliza a trabajadores humanos para escuchar y transcribir conversaciones personales a través de Skype, en los casos en que los usuarios del servicio utilizaron la herramienta de traducción que ofrece la aplicación.

Lee más: WhatsApp trabaja en una función para hacer vídeos con efecto “boomerang”

Este servicio de traducción de Skype, que la aplicación lanzó en el año 2015, permite que los usuarios obtengan traducciones en forma de texto en tiempo real cuando efectúan una llamada de voz o una videollamada con otra persona. Esta función opera a través de los mecanismos de Inteligencia Artificial de Microsoft.

Aunque la aplicación de Skype informa en sus políticas a los usuarios que las llamadas con la herramienta de traducción pueden ser analizadas, no les avisa de que este proceso puede implicar la revisión por parte de empleados humanos.

Asimismo, las labores de revisión y transcripción realizadas por trabajadores de Microsoft incluyen también a los comandos de voz de los usuarios al asistente digital de Microsoft, Cortana, incluido de serie en Windows 10, como indicó Vice.

Al igual que sucedía con Amazon y su asistente Alexa, Google y el Asistente y Apple con Siri estas últimas dos compañías anunciaron la paralización de sus programas de control de calidad recientemente, las labores de transcripción de Microsoft tienen como objetivo mejorar el reconocimiento de voz y las traducciones de herramientas como Cortana y Skype.

De interés: Facebook añadirá su nombre a apps de Instagram y WhatsApp

Microsoft reconoció en un comunicado enviado a Vice que “recolecta datos de voz para proporcionar o mejorar los servicios de voz como la búsqueda, los comandos de voz, el dictado y la traducción”.

La compañía defendió que intenta ser “transparente” en el uso de datos e informar a los usuarios, y aseguró que “obtiene el permiso de los usuarios antes de recoger y utilizar sus datos de voz” y que se aplican procedimientos de seguridad para respetar la privacidad como el anonimato de los datos y la prohibición de su difusión a terceros.

María Alejandra Guevara

Con información de dpa