DOBLE LLAVE – Tras varias de las protestas en Roma por una filial de McDonald’s, se agrava la tensión con la cadena de comida rápida estadounidense, que presentó una demanda contra el ayuntamiento de la localidad italiana.

La compañía exige más de 18 millones de euros por indemnización debido a que hace unos meses le prohibieron abrir un restaurante junto a la famosa catedral.

“Nosotros estamos de acuerdo en que hay que proteger el legado histórico, así como varios sitios históricos italianos”, señaló Mcdonald’s, en donde además agregó que: “No podemos aceptar una regulación discriminatoria que perjudique la libertad de la iniciativa privada”, dijo la compañía.

La catedral se encuentra en el centro histórico de Florencia, que forma parte del Patrimonio de la Humanidad de la Unesco.

Giovanni Bettarini, concejal municipal responsable del área de Economía y Turismo, aseguró que: “Nosotros no le dijimos no a Mcdonald’s, le dijimos no allí”.

“Hemos reconocido los esfuerzos, pero consideramos que no es suficiente”, afirmó el concejal. En las zonas de Patrimonio de la Humanidad, en donde se encuentran negocios tradicionales.

Recordemos que varios residentes de Roma han tenido varios problemas con la cadena de comida rápida estadounidense por abrir un restaurante cerca de la plaza de San Pedro.

Es probable que esta disputa legal puede prolongarse durante años.

Cabe destacar que Italia es el país de la pizza y la pasta, con una cultura gastronómica muy tradicional.

Alejandro Durán Bracamonte

Con información de dpa.