0

DOBLE LLAVE – Al menos 164 activistas del medioambiente fueron asesinados el año pasado por defender sus hogares, tierras y recursos naturales frente a proyectos mineros, forestales o agroindustriales, según el balance anual de la ONG Global Witness, que sitúa a Colombia como el segundo país más peligroso.

De acuerdo con el informe, publicado este martes, otros “incontables” activistas se vieron reducidos al silencio en todo el mundo a través de la violencia, la intimidación y el empleo o modificación de leyes antimanifestación.

Lee también: Motín en cárcel de Brasil deja al menos 50 muertos

El país más peligroso el año pasado para estos activistas y los líderes autóctonos que defienden sus tierras fue Filipinas, con 30 asesinatos, según la organización, y reemplazó así a Brasil en lo alto de la lista.

Le siguen Colombia, con 24 muertes en 2018, e India, con 23. Por su parte, Guatemala, con 16 asesinatos confirmados, es el país con más muertos respecto al número de habitantes.

Gerardo Contreras

Con información de agencias

Reto del ciclista venezolano Daniel Mamopulakos es apoyado por Bancamiga

Artículo anterior

Gobierno y oposición reanudarán las conversaciones esta semana

Siguiente artículo

Artículos relacionados

Comments

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más en Destacada