Con la disposición busca abrogarse funciones de la AN respecto a su función contralora y política, según Pedro Afonso del Pino



DOBLE LLAVE — El presidente Nicolás Maduro emitió un nuevo decreto de estado de excepción y emergencia económica, con el que se atribuye funciones de la Asamblea Nacional (AN) y puede dictar medidas políticas y sociales.

El decreto 2.849, publicado en Gaceta Oficial 6.298 Extraordinario, de fecha 13 de mayo, refiere que el presidente de la República podrá ejecutar “planes especiales de seguridad pública que hagan frente a las acciones desestabilizadoras que atentan contra la paz de la nación”, medida que según analistas no entra en competencia de un decreto de emergencia económica.

“Este nuevo decreto es en sí una extensión del que está vigente desde enero de 2016, lo que ya de por sí es una violación a la constitución porque un decreto de estado de excepción solo puede durar 60 días prorrogable por otros 60 días”, explica y afirma Pedro Afonso del Pino, especialista en derecho constitucional y profesor universitario.

Asimismo, estimó que este nuevo decreto busca abrogarse funciones inherentes a la AN en lo que se refiere a su función contralora y política, algo que no estaba contemplado en los anteriores decretos y extensiones.

Del Pino también indicó que, de este modo, se evita que la AN tome parte en la aprobación de créditos adicionales y manejos presupuestarios, factores que estaban incluidos en  los decretos anteriores.

Por otra parte, el experto aseguró que el decreto no autoriza a Nicolás Maduro a suspender las garantías constitucionales, ya que el “espíritu de un estado de excepción es reforzarlas y no violentarlas”. Sin embargo, también dijo que son muchas las atribuciones no especificadas en el decreto, lo que contradice a lo establecido en la ley que rige la materia.

Andreina Gutiérrez Romero / @ninakolster

Con información de Descifrado

Comentarios