DOBLE LLAVE – Cuando hablamos de redes sociales nos referimos a la evolución innata de la humanidad donde precisamente las sociedades, cada vez más complejas, han conseguido una manera innovadora de que los ciudadanos estén conectados y comunicados todo el tiempo, generando sentido común, ayudando a fortalecer el tejido social, e incrementando enormemente beneficios directos al sujeto social, en sus dinámicas para la generación de masa crítica, exigencia y potencialmente movilización, así lo expresa el comunicador social, ciberactivista y experto en redes Luis Carlos Díaz, durante conversación sostenida con el equipo de doblellave.com

“Esto significa más poder en manos de la gente, para estar más informados, mejor informados que antes, y también más movilizados, que es una de las aristas que más teme el poder (establecido), la hegemonía; por esa razón lo persigue, lo censura, lo bloquea (…) trata de hostigar el entorno o territorio digital”, analiza y reflexiona.

Para Díaz, en el contexto venezolano, además podemos ver una particularidad que no se está dando en otros países de la región donde la red es el principal medio de información.

“Las sociedades normales, democráticas y abiertas gozan de un ecosistema de medios (prensa, radio, televisión) que van generando contenido periodístico diariamente de distintos niveles de calidad, situación que le permite a la gente estar medianamente bien informado, y las redes sociales son una segunda capa en la cual hay conversaciones, comentarios: todo un tejido social reaccionando a las cosas que ocurren y que permite darle mayor lectura, profundidad y acompañamiento a temas que son de preocupación para todos”.

“En el caso venezolano, donde el sistema está censurado, bloqueado, donde hay persecución contra medios de comunicación o donde sencillamente quebraron o fueron comprados otros con capitales oscuros para vaciarlos de contenido, ha motivado y ocurrido que los ciudadanos no cuentan con un acceso sano a la información“, señala.

Saciar la incertidumbre

El ciberactivista y comunicador social apunta que, al romperse el sistema de medios tradicionales las redes sociales quedan como el único canal para satisfacer el “hambre informativa”.

“Por eso vemos tanto nivel de incertidumbre, tanta capacidad de caos, mentiras y manipulaciones, pero aunado a ello también es un espacio de resistencia. La gente intercambia información, desmiente rumores más fácilmente que antes y a su vez va adquiriendo más capacidades de organización”, detalla.

“Los ataques realizados por el Estado contra las redes, como por ejemplo bloquearlas, ralentizarlas, perseguir gente para que deje de ser una voz crítica en las mismas, incluso con eso, las personas han terminado fortaleciéndose”.

El Social Media es un espacio de resistencia activa que cada día continúa sumando adeptos, comparte convencidamente, Luis Carlos Díaz.

“La gente se resiste a la hegemonía y eso lo sabe quien administra el poder. Eso es fundamental en un momento como este”, dijo.

Espacio de Libertad

Luis Carlos es enfático al afirmar que no existe un manual de cómo ejercer correctamente el trabajo en redes, pero existen prácticas que mejoran la convivencia de quienes hacen vida en dichos entornos digitales.

1.- Mi recomendación es seguir fuentes que tienen especialidad en los temas que están trabajando, es decir buscar al experto que haga una lectura acertada.

2.- Lo segundo es que si no eres testigo de un hecho no hay que correr por el “tubazo” o la exclusiva, es mejor esperar la confirmación.

3.- Las redes nos dan la oportunidad de reportar sobre un hecho desde la zona donde nos encontramos, ejemplo: cuando ocurre un apagón. Por ello la red es más fuerte mientras más descentralizada sea.

4.- Todos tenemos que trabajar en nuestra propia credibilidad. Por ello hoy en día cada vez hay más sujetos que son capaces de frenar una información falsa.

Invitamos a ver y escuchar esta interesante entrevista en video, con el experto @LuisCarlos

Rafael Arias / @Rafarias86 / Para DobleLlave.com

Producción audiovisual: Jesús Ramírez