En el caso de las mujeres la medida pasó de la 32 a la 34 y en los hombres de la 42 a la 44



DOBLE LLAVE – En materia de engagement con el consumidor, las empresas han intentado cualquier cosa, tal es el caso del movimiento que se generó dentro de publicidad para abolir los estereotipos, en el cual los protagonistas de las campañas son personas “más reales”: de baja estatura, de tez oscura o con un poco más de peso que los modelos convencionales.

En este sentido, las marcas de lujo como Louis Vuitton no se quedan atrás, pues acaban de dar un paso histórico al anunciar que sus modelos cambiarán de la talla 32 a la 34 en el caso de las mujeres y en de los hombres de la 42 a la 44.

La decisión de la elegante firma, produjo una reacción en cadena de otras compañías como Alexander McQueen, Balenciaga, Bottega Veneta, Christopher Kane, Gucci, Saint Laurent y Stella McCartney, que imitaron la estrategia de marketing de Louis Vuitton.

Yisneidy Pérez

Con información de Merca 2.0

 

Comentarios