DOBLE LLAVE – En todo el territorio nacional existen historias y leyendas de camino que ponen a más de uno la piel de gallina y muy contraria a la creencia de la gente del interior, la ciudad capital tiene en su haber cuentos que desafían incluso a los más incrédulos. Estas son algunas leyendas caraqueñas que tal vez no conocías, pero sin duda deberías conocer:

El Fantasma de la enfermera del Hospital J.M. de los Ríos

Una gran cantidad de trabajadores y pacientes del hospital J.M de los Ríos aseguran haber visto, en más de una ocasión, el “fantasma” de una mujer vestida de enfermera caminando en los pasillos a altas horas de la noche o al amanecer. Luego, desaparece en las paredes en aparente calma. A pesar de que son muchas las personas que afirman haber visto a la mujer, nadie reporta que alguna vez haya mostrado interés por asustar. De hecho, solo deambula, como si no tuviese destino exacto de llegada.

La novia de la estación Colegio de Ingenieros

Trabajadores y usuarios del Metro de Caracas, específicamente de la estación Colegio de Ingenieros afirman que por las noches en la estación, el fantasma de una mujer vestida de novia deambula por el andén hasta desaparecer en los túneles. Un operador de la referida estación explicó una vez que se presume que la joven que aparece estaba a punto de casarse pero al descubrir una infidelidad minutos antes de la ceremonia decidió correr hacia la estación lanzándose a los rieles. Desde entonces, tanto el personal de seguridad como los trabajadores que se quedan en la madrugada ven, como una estela, un gran vestido de novia correr por los pasillos hasta desaparecer.

El enano de la Catedral

Este es uno de los fantasmas más emblemáticos de la época colonial en Caracas, sin embargo, muchos aseguran que aún deambula por ahí. El enano de la Catedral era un hombre que se le aparecía a quienes anduvieran fuera de sus casas a las 12 de la noche buscando mujeres de la “vida mala” en las tabernas.

Este, se sentaba en la esquina con un puro y pedía fuego a los transeúntes. Cuando se le acercaban, crecía hasta alcanzar el tamaño de la torre. Los individuos corrían despavoridos a sus hogares.

La laguna encantada de La Tahona

Una historia a voces cuenta que en esa laguna una joven se ahogó luego de ser plantada en el altar por su novio. Ella aparece caminando por el borde de la reserva. Sin embargo, lo realmente turbio de la historia es que no se conoce el origen real del pozo, ni cual es su verdadera profundidad. Se hablan de 20 a 30 metros.

El fantasma de El Chorrito Curpa en UD-4 de Caricuao

En la UD-4 de Caricuao se encuentra una quebrada llamada “El Chorrito”, la cual tiene una historia bastante tenebrosa. De acuerdo a los testimonios de algunos conductores una mujer vestida de negro abordaba las unidades unos metros antes de llegar al “Chorrito” y luego desaparecía sin que los conductores se detuvieran.

Caminantes sombra de la UCV

Una gran cantidad de estudiantes de la Universidad Central de Venezuela aseguran que cuando se quedan para clases hasta altas horas de la noche es normal ver por el pasillo central, vía Tierra de nadie, a una que otra persona caminando por el mismo. ¿Lo espeluznante de la historia? Es muy difícil fijarse bien en sus caras puesto que nunca la tienen alta ni caminan lo suficientemente cerca de la luz para ser reconocidos. Sin embargo, la pregunta de muchos es si se trata de delincuentes o si con caminantes oscuros.

El pasante del piso 6 de la Santa María

La historia cuenta que un estudiante de octavo semestre de la Universidad Santa María al verse agobiado por el exceso de trabajo y por haber reprobado las pasantías se lanzó del piso 6 del edificio de Comunicación Social. Desde entonces, parte de la población estudiantil de la carrera asegura que deambula por los pasillos a eso de las siete u ocho de la noche.

Monja de la Universidad Católica Santa Rosa / Escuela de Enfermería UCV (Sebucan)

Para nadie es un secreto que la figura de la monja no es muy querida por aquellos que no son afectos al catolicismo. Sin embargo, múltiples lugares de la ciudad capital (en su mayoría escuelas y universidades) ven monjas en sus pasillos, recorriendo, sin destino aparente, las instalaciones de las instituciones. Tal es el caso de la UCSAR y de la Escuela de enfermería de la UCV, sitios en el que estudiantes afirman ver a estas mujeres, caminando por los pasillos, nadie sabe si cuidando, nadie sabe si asustando…

Y tú, ¿conoces leyendas de la capital?

Ninoska Moncada / @ninoskamci

Consejos que protegen, datos de utilidad, personajes que orientan y más en nuestro canal de Telegram: https://t.me/DobleLlave