El empleo de la luz en diseño de interiores tiene mucho de arte, los proyectos de vanguardia apuestan al equilibrio: ruptura y continuidad al mismo tiempo



DOBLE LLAVE – El esfuerzo e ingenio de diseñadores y productores de artefactos lumínicos, que se ocupan de hacer realidad piezas innovadoras que van dejando muy atrás lo que hasta el momento se ha estado haciendo, resulta en que con frecuencia, diríamos todos los años, las tendencias en lámparas se renuevan.

Tanto en lo técnico como en la estética algunos cambios son acentuados, otros no, nos explican certeramente los especialistas de FinishBuild, con quienes conversamos.

Las tendencias en lámparas para el año que transcurre se insertan en la necesidad de ruptura, pero también –contradictoriamente– de continuidad.

La moderna iluminación también hace uso de piezas anteriores

Ruptura y continuidad en estética de la iluminación.

Sí, puede sonar extraña dicha contradicción, pero así es el mundo de la decoración, porque no todo lo anterior es desechable y menos cuando se trata de optimizar o rendir los recursos.

Hay nuevos diseños inspirados en el pasado y los hay futuristas, con cambios bastante radicales respecto a los materiales y formas utilizadas.

Las nuevas lámparas tal vez ponen el acento en el material además del diseño. No es que esto último no importe, pero se apuesta sobre todo por lo funcional y por buenos costos sin afectar la calidad.

La iluminación de la casa muchas veces se pasa por alto, pero nunca es tarde para ponernos al día en tal sentido.

Están destacando los flexos. Ya en 2016 fueron tendencia y se proyectaron con fuerza también este año.

Esta clase de lámparas cada vez ocupa más terreno en el interior de las viviendas, no se quedaron en el lugar que les dio origen, es decir, las mesas de estudio o trabajo, ahora se ubican en otros rincones del hogar, resultando versátiles y funcionales.

Aportan luminosidad, se combinan e integran y al mismo tiempo, son una apuesta decorativa.

La novedad con este tipo de lámpara, es que no se encuentran flexos solo para mesas, sino igualmente variedad de apliques de pared y de pie.

Las clásicas colgantes de siempre

Las bombillas luminarias colgantes se mantienen vigentes.

Son lámparas cuyo cable y bombillas quedan expuestos, apuntando hacia ese ambiente industrial o no. Sin embargo, su sencillez y versatilidad hacen que puedan responder a cualquier tipo de exigencia a la hora de decorar interiores.

Suelen ser potentes en cuanto a luminosidad, y además permiten en simultáneo el debido ahorro energético.

Por otro lado, están las lámparas con formas geométricas que se destacan por ser diseños muy originales, sin menoscabar su principal misión que es iluminar bien. Se caracterizan por ser estructuras generalmente de metal y mantener a la vista las bombillas, aunque esto depende en gran medida del modelo.

Aunque suelen ser dejados de lado, lo cierto es que los apliques son piezas clave en el hogar gracias a la funcionalidad que aportan a cualquier tipo de ambiente.

Son particularmente útiles en dormitorios y pasillos, teniendo en cuenta que iluminan, ocupando a la vez un mínimo espacio.

Y para terminar, en línea con el bajo consumo energético, están en la avanzada las lámparas LED, bastante utilizadas, porque igual que en el caso anterior, aportan estética al lugar, pero cumpliendo siempre su misión de iluminar y sin que esto implique un consumo excesivo de energía. Muchas son icluso de pequeño volumen o tamaño.

La buena iluminación es conveniente para nuestro bienestar, y un formidable valor agregado es que nos sirve de extraordinario pretexto o justificación para embellecer con creativos diseños de lámparas los diferentes ambientes de nuestra vivienda y de nuestra oficina o taller.

Probablemente usted es una persona positiva, que se orienta a lograr y disfrutar el encuentro con la “luz al final del túnel”; pues hay que “tener muy claro” que siempre será más fácil si el túnel cuenta con adecuada iluminación interna.

Dos precisos y útiles consejos

1.- Seguramente en su proyecto tiene cabida una o varias lámparas viejas, que restauradas o no, pueden encontrar un formidable uso creativo. Será un interesante detalle, solo eso, un interesante detalle.

2.- A la hora de planificar el presupuesto de insumos y dotación, tal y como se considera el mobiliario y otros elementos, tengamos en cuenta –no olvidemos asignar– una partida con recursos a invertirse en lámparas o luminarias. Cumplen una valiosa función.

Redacción Doble Llave / Con información de nota de prensa

Comentarios