DOBLE LLAVE – Los carros eléctricos comerciables son un sueño hecho realidad a medias. Si bien se han producido varios avances en tecnología, la realidad es que los prototipos finales suelen resultar muy costosos y poco accesibles a la mayor parte de la población. Tesla es hoy día la referencia en estos vehículos. BMW y Nissan también tienen algunos carros, que, aunque más baratos que el de Testla, siguen siendo costosos. La innovación en este sentido la ofrece el producto de Opel y Chevrolet.

Se llama Bolt en los Estados Unidos, pero se llamará Ampera-e en el Viejo Continente. Es un vehículo de tamaño medio que busca democratizar el carro eléctrico con unas prestaciones de gran nivel y un precio que no asuste: tendrá una tarifa de partida inferior a los 37 mil dólares.

Este vehículo tiene 380 kilómetros de autonomía. Una cifra es importante y que resulta excelente en comparación con lo que hay en el mercado.

El cuidado del ambiente es una prioridad en todo el mundo. Los carros eléctricos, de aquí a diez años, podrían empezar a sustituir a los de combustible líquido. Lo que significaría un gran avance.

Samuel Bello

Con información de Xataka.