Durante los últimos meses, la empresa de refrescos ha trabajado con agencias de distintas partes del mundo para hacer la campaña de influencia positiva “Let’s take an extra second” (vamos a tomarnos un segundo extra).

Esta vez lanzaron una estrategia publicitaria en Medio Oriente para demostrar que los prejuicios se pueden vencer. La publicidad estará rotando durante el tiempo que dure en Ramadán y fue hecha por FP7 Dubai y Memac Ogilvy.

Esta campaña consta de dos partes. La primera es un video de un experimento social en el que seis desconocidos conversaron sobre sus vidas y opiniones en un cuarto totalmente oscuro. Cuando se encendieron las luces, los hombres se sorprendieron al comparar el juicio que hicieron a ciegas con el aspecto físico de las personas.

La segunda parte consta de una edición limitada de latas en las que no aparece el nombre de la marca Coca-Cola, aunque se mantuvieron los demás elementos gráficos. Además, incorporan un mensaje que dice “Labels are for cans, not for people” (las etiquetas son para las latas, no para las personas).

Coca-Cola se asocia con valores como la felicidad, alegría, diversión y frescura. Con esta campaña, refuerzan la felicidad de las personas dentro de una sociedad que no discrimine por la forma de pensar o por la religión. Además, los posiciona como una marca universal, que puede ser consumida por todas las personas sin importar sus creencias.

EC

Con información de Marketing Directo.

Esta acción se ha llevado a cabo como parte de su amplia campaña “Let’s take an extra second” que se dirige a “que el mundo se tome un minuto más para conocer a la gente” en vez de formarse prejuicios

Esta acción se ha llevado a cabo como parte de su amplia campaña “Let’s take an extra second” que se dirige a “que el mundo se tome un minuto más para conocer a la gente” en vez de formarse prejuicios.