DOBLE LLAVE – La Corte Penal Internacional (CPI), sentenció a nueve años de cárcel al yihadista Ahmad Al Faqui al Mahdi por haber destruido el patrimonio cultural de Tumbuctú, em Mali.

El acusado, es un ex profesor que lideró en 2012 ataques contra varios monumentos en la localidad, los cuales fueron declarados Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.

Inicialmente la condena era de 30 años pero, por haber reconocido su culpabilidad, la sentencia fue reducida a solo nueve años.

“En un contexto de repetida violencia contra las personas y su herencia, esta sentencia de la Corte Penal Internacional es un elemento clave que pone de manifiesto la amplia respuesta ante el extremismo“, declaró la directora de la Unesco, Irina Bokova.

El organismo detalló que esta sentencia es un gran paso para poder terminar con la impunidad en la destrucción de la cultura.

Esta es la primera condena de la CPI por destrucción de patrimonio, además es el primer caso donde el tribunal juzga a un presunto yihadista.

Krystian Tovar

Con información de dpa