DOBLE LLAVE – El presidente de Colombia, Iván Duque, inició un pacto nacional con el que pretende fortalecer la lucha contra el narcotráfico y la impunidad en su país. Por el momento solo ha incluido a su partido Centro Democrático y a los más cercanos, pero no contó con representantes de partidos de izquierda y la FARC.

El presidente adelantó que pretende sacar adelante “las reformas que permitan cerrar las puertas al narcotráfico y a la impunidad y fortalecer la extradición”. Por su parte, las Fuerzas Alternativas Revolucionarias del Común (FARC), han expresado a Duque en que convoque “un pacto nacional sin exclusiones” para hablar de paz.

De interés: Representante de Guaidó afirma que ingresaron a Venezuela 800 toneladas de ayuda

César Gaviria, representante del Partido Liberal, ha señalado que niega su apoyo a los cambios pretendidos por Duque a la Justicia Especial para la Paz (PEJ). Por otro lado, Aurelio Iragorri, presidente del Partido de la U, dijo al  mandatario: “No permita que funcionarios de su Gobierno sigan escupiendo hacia arriba en este proceso de paz, parece que lo quieran mandar al traste“.

Álvaro Uribe, señaló al respecto “mientras estén cumpliendo unas sanciones que nosotros consideramos simbólicas y no adecuadas, que por lo menos los responsables de delitos atroces no puedan ocupar sus ‘curules’ (escaños)”, refiriéndose a los ex comandantes de las FARC y hoy senadores y congresistas del partido que conserva las mismas siglas.

Finalmente, la FARC ha criticado a través de un comunicado “la convocatoria presidencial se restringe a los partidos en los que espera encontrar identidad de pensamiento, dejando por fuera las conversaciones en palacio a las fuerzas políticas declaradas en oposición y a la bancada ‘alternativa’”.

Rubén Vásquez.

Con información de dpa y Agencias.