DOBLE LLAVE – Investigadores de la Universidad de Tel Aviv han producido un corazón vivo que palpita utilizando tejido humano y una impresora 3D, en un avance que abre vías hacia los trasplantes del futuro.

“Es la primera vez que se hace un corazón con una impresora 3D con tejido humano de un paciente”, explicó el director de la investigación, profesor Tal Dvir.

Leer también: Robot de exploración será enviado a la luna por Grecia

Dvir explicó que el proceso consistió en tomar una pequeña biopsia de tejido graso del paciente, quitando todas las células y separándolas del colágeno y otros biomateriales, para luego reprogramarla para que sean células madre.

Hasta el momento el corazón mide unos 3 centímetros, y es similiar al tamaño de una rata o un conejo.

Gabriel Velásquez/@vqzgabriel

Con información de EFE