Una investigación reveló que la patología neurodegenerativa e irreversible, tal vez es una afección autoinmune



DOBLE LLAVE – El científico, David Sulzer, lideró una investigación que reveló que la patología neurodegenerativa irreversible y progresiva, mejor conocida como parkinson, tal vez es una afección autoinmune y a partir de esta teoría se plantea que la inmunoterapia puede constituir un tratamiento para curar la enfermedad.

Tras descubrir que las células T en ocasiones confunden las neuronas dañadas por la enfermedad con invasores externos, Sulzer emprendió un nuevo estudio que señala que determinadas moléculas derivadas de alfa-sinucleína, las cuales se encargadan de unir fragmentos de proteínas procesadas y presentarlos en la superficie de la célula, para que posteriormente sean analizadas por el sistema inmune.

En esta revisión se implica un gen en el sistema inmunitario, pues de acuerdo al que se involucre en el proceso, algunos fragmentos a veces causan una reacción inusual en las células T,  lo que permitiría relacionar la patología con diversos genes del complejo mayor de histocompatibilidad, quienes a su vez producen una respuesta autoinmune que originaría el parkinson.

En este sentido, las proteínas como la alfa-sinucleína en personas de mayor edad puede acumularse y si el sistema inmunitario no las detecta o procesa en su momento, éste asumirá que son un agente patógeno que debe destruir.

Tomando en consideración tales datos, el Jolla Institute for Allergy and Immunology defiende que la inmunoterapia puede aumentar la tolerancia del sistema inmunitario a la alfa-sinucleína; con el objetivo de prevenir la progresividad y agravamiento del parkinson.

Yisneidy Pérez.

Con información de Revive

Comentarios