Fuentes oficiales informaron este martes que una fuerte hambruna afecta a la comunidad de Alto Telire, población indígena de unos mil 700 habitantes, ubicada en el Caribe de Costa Rica.

El diario local La Nación habría confirmado hace algunos días el fallecimiento de una niña de 27 días de nacida por mala alimentación.

Autoridades de la estatal Caja del Seguro Social se desplazaron el lunes a la región para conocer la situación que enfrentan los pobladores indígenas. El Tribunal Supremo de Elecciones (TSE) confirmó que la hambruna está acabando con la comunidad.

Danilo Layan, funcionario del TSE, en Alto Telire “los niños no tienen nada que comer”.

En Costa Rica, un país de 4.8 millones de habitantes, el 2.4 de su población es indígena y se reparte en ocho etnias. Por años, han sido “olvidados”, carecen de servicios públicos esenciales, de fuentes de trabajo y viven en condiciones de pobreza extrema.

La Defensoría de los Habitantes pidió este martes al Gobierno adoptar medidas urgentes para enfrentar la emergencia.

Yelimar Requena

Con información de dpa.